El gas natural sigue en aumento
El gas natural bajará de precio los próximos años debido al enorme potencial de los yacimientos no convencionales. Las nuevas tecnologías ya permiten aprovechar reservorios descartados y las compañías del sector no quieren desaprovechar la ocasión de ampliar mercado. En países como Estados Unidos, el 40% de la producción de gas ya procede de estos yacimientos no convencionales, una cifra que sigue en aumento. En España, así como en otros países de Europa, se han realizado exploraciones para evaluar las mejores zonas y reducir su elevada dependencia energética del exterior.

Recordemos que el gas natural es una mezcla de hidrocarburos, en su mayoría metano, que se obtiene de diversos reservorios o formaciones geológicas en las que se encuentra este recurso bajo tierra. Las empresas del sector energético explotan primero los yacimientos más accesibles y rentables, pero al ser una energía no renovable, se agota y se deben de buscar otras alternativas.

Por suerte, los equipos de perforación son cada vez más potentes, los avances en prospección geológica o el transporte del gas licuado a cualquier parte del mundo son algunas de las ventajas. Es por eso que los impresionantes yacimientos ubicados en el fondo del mar o en zonas congeladas ya no se consideran imposibles de alcanzar. Es cuestión de tiempo que se puedan aprovechar esos recursos.

En la Unión Europea el consumo de gas natural sigue en aumento y hay que buscar alternativas al problemático suministro ruso. También es importante decir que el aumento de este recurso beneficia al medio ambiente, ya que de todos los combustibles fósiles, el gas natural es el menos contaminante.