El gran inventario del planeta Tierra
LifeWatch es un proyecto europeo de investigación que montará una gran infraestructura para la investigación del medio ambiente. Contará con presupuesto de 220 millones de euros y será financiado por ocho países de la Unión Europea. LifeWatch se dedicará al estudio de la biodiversidad y se apoyará en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). La sede central se ubicará en Sevilla, España.

Las instalaciones de LifeWatch albergarán dispositivos tecnológicos, programas informáticos y estructuras de gobierno para estudiar todos los aspectos relativos a la biodiversidad. Se construirán instalaciones para la generación y procesamiento de datos y para su integración, una red de observatorios, laboratorios virtuales con herramientas de análisis y modelado y un centro para la prestación de servicios especiales para científicos, donde se incluirá formación y oportunidad de investigación para jóvenes estudiantes.

Sus responsables comentan: mientras estamos explorando otros planetas es sorprendente lo poco que aún sabemos acerca de nuestro planeta Tierra. La enorme diversidad biológica de los ecosistemas, las especies y su composición genética dará para años de trabajos de investigación. Sólo conocemos una pequeña parte de los millones de especies que probablemente hay en el planeta, así como sobre sus características y los hábitats donde viven.

No podemos permitirnos el lujo de seguir perdiendo biodiversidad. Para ello, el conocimiento científico es un requisito clave para desarrollar políticas y evaluar sus efectos. Así, LifeWatch proporcionará herramientas y tecnologías como redes de cooperación de los observatorios terrestres y marinos, y de instalaciones mundiales como la Global Biodiversity Information Facility y laboratorios virtuales que ofrezcan una amplia gama de herramientas para el análisis y el modelado.

Todo ello para ofrecer un punto de encuentro, un portal único, donde investigadores, responsables políticos, empresas, instituciones y público en general trabajen en el descubrimiento y visualización de datos referentes a la biodiversidad: hábitats, especies, secuencias de ADN, así como datos geográficos, climatológicos, ecológicos, de historia natural y de distribución temporal y espacial. El gran inventario del planeta Tierra.