El mayor parque eólico de África se ha inaugurado en Etiopía
Marruecos y otros países del Magreb tienen un alto potencial para generar energía limpia procedente del Sol. En cambio, la eólica se puede desarrollar en otros países africanos, como Etiopía. Puede ser una forma de impulsar económicamente una región devastada por el hambre y la pobreza.

La generación de electricidad a través de fuentes renovables y limpias puede ayudar a igualar las diferencias económicas y de desarrollo de las diferentes regiones africanas, además de crear hábitos de vida sostenibles. En este sentido, Etiopía ha inaugurado el mayor parque eólico del continente.

El proyecto se llama Ashegoda Wind Farm y generará 120 megavatios (MW) de electricidad. Etiopía también ha llegado a un acuerdo para construir una planta geotérmica de 1.000 megavatios, la más grande de África. El Gobierno, con cierta estabilidad, y previendo una economía en crecimiento, busca la seguridad energética.

Los expertos aseguran que algunos países pobres ven lo que está pasando en China y no quieren seguir ese camino: un desarrollo económico que supone una altísima contaminación del aire. En otras palabras, no quieren centrales eléctricas de carbón. Pero las razones, además de medioambientales, son también económicas: el precio de la energía eólica es menor que el de la electricidad generada con carbón.

Falta desarrollar una red eléctrica en el país

El mayor parque eólico de África se ha inaugurado en Etiopía
Hasta ahora, Etiopía generaba el 90% de su producción eléctrica mediante la energía hidroeléctrica. Con este nuevo parque eólico y el futuro desarrollo de la geotermia, el objetivo del país es llegar a ser neutro en carbono para el año 2025. Una de las naciones más verdes de África. ¿No se debería recompensar este esfuerzo por parte de los países ricos?

Queda, eso sí, que los ciudadanos puedan disfrutar de esa electricidad generada: el 77% de los etíopes no tienen acceso a la electricidad. Gran parte de esa energía será vendida a otros países. Con todo, el objetivo del Gobierno etíope es conectar a más personas a la red eléctrica. Las nuevas plantas de energía renovable pueden sufragar los gastos de este desarrollo eléctrico.