El mercurio en las mujeres españolas supera con creces la media europea
España es un país con una gran tradición de comer todo tipo de pescado, lo que es muy saludable. Sin embargo, consumir ciertos pescados puede ser perjudicial, ya que los grandes peces están contaminados por mercurio, un metal pesado que pasa al ser humano que los consume. Así, según un reciente estudio, el nivel de mercurio en el organismo de las mujeres españolas es más de seis veces superior a la media de los países europeos.

El proyecto Democophes ha estudiado la exposición a cinco contaminantes ambientales en mujeres y niños de Europa: mercurio, cadmio, cotinina, ftalatos y bisfenol A, todas ellas sustancias que pueden afectar gravemente a la salud. El mercurio está presente en pescados como el atún rojo y el emperador y es un neurotóxico que afecta al desarrollo infantil. Se recomienda a embarazadas y niños menores de tres años que no los consuman.

En España, se han recogido muestras y datos de 134 parejas voluntarias de madre e hijo: 74 de una zona rural (Añover de Tajo, Toledo) y 60 de una zona urbana (Madrid capital). La toma de muestras comenzó en el mes de octubre de 2011 y finalizó en enero de 2012. En total, los investigadores han recopilado datos de casi 2.000 de 17 países europeos. Los contaminantes analizados están presentes en alimentos, en el aire o en productos cosméticos.

La muestra es demasiado pequeña para poder considerarse representativa de la población europea, pero demuestra que hay que estudiar el asunto con más detenimiento.

Cotinina, ftalatos, cadmio

El mercurio en las mujeres españolas supera con creces la media europea
En España, la presencia de cotinina, un biomarcador que permite identificar el grado de exposición al tabaco, también es alta. Es el quinto país, tras Rumania, Hungría, República Checa y Polonia. Por otra parte, los niveles de metabolitos de ftalatos, presentes en productos de plástico y en cosmética, también son altos en España. Es el cuarto país donde los análisis dieron resultados más elevados en la orina de los niños.

Los niveles de cadmio en España están por debajo de la media europea y sólo ligeramente por encima de la media en el caso del bisfenol A, que se asocia a enfermedades como diabetes, infertilidad o cáncer de mama y próstata. La Unión Europea eliminó el bisfenol A de los biberones infantiles en 2011.