El misterioso y enorme ojo encontrado en una playa podría ser de un pez espada
Hace casi una semana que se encontró el enorme ojo en una playa de Florida. No se sabía de dónde provenía o a qué animal podía pertenecer. Era un ojo gigante de más de 10 centímetros de diámetro.

El ojo se ha analizado y los científicos señalan que podría tratarse del ojo de un pez espada. Así lo ha declarado la Comisión estatal para la Conservación de la Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos. Los expertos han visto y analizado el ojo y, basándonos en su color, que es predominantemente azul, su tamaño y su estructura, así como en la presencia de hueso alrededor del órgano vital, creen que procede de un pez espada.

Joan Herrera, responsable de colecciones del Instituto de Investigación de la Vida Salvaje de la Comisión, ha añadido que se van a seguir llevando a cabo diferentes pruebas genéticas para confirmar esta primera hipótesis y, de ese modo, despejar las dudas sobre un hallazgo que, durante días, ha tenido en vilo a expertos y aficionados, ya que no se conocía su procedencia.

El globo ocular fue encontrado por un ciudadano que paseaba por una playa de Pompano Beach el pasado miércoles 10 de octubre.

Los expertos de la Comisión para la Conservación de la Pesca y Vida Salvaje que han estudiado el ojo han observado algunos cortes. Este hecho les ha hecho pensar que fue un pescador de aguas profundas quien lo pudo extraer del animal (no se sabe si conscientemente) y lo dejó flotando en el agua.

La pesca de peces espada es una práctica muy popular frente a las costas atlánticas del sur de Florida durante esta época del año. Se puede llegar a pescar ejemplares que superan los 500 kilogramos de peso, según la Administración Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA). Son animales migratorios que pueden estar cerca de la superficie o a 600 metros de profundidad.