El monumento del 11-S será sostenible
El 11 de septiembre de 2011 se cumplen diez años desde los atentados terroristas a las Torres Gemelas de Nueva York. Se está planeando un monumento en la zona que recuerde a las aproximadamente tres mil víctimas de los atentados. El monumento se ha planeado con criterios ecológicos y quiere obtener el certificado LEED oro (Leadership in Energy & Environmental Design), un sello que reconoce la edificación sostenible otorgado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos.

El monumento ha sido bautizado como Memorial 9/11 y quiere ser un recordatorio de la vida y la memoria, convertirse en un mensaje de esperanza para todos los ciudadanos de la ciudad y para todo el mundo, apostando por un mundo mejor. Y no puede existir un mundo mejor si no se vive de forma sostenible.

El Memorial 9/11 ha sido diseñado por el arquitecto Michael Arad y el paisajista Peter Walker. Se compone de un parque rodeado de árboles, donde se han plantado más de cuatrocientos robles. Además, habrá esculturas lumínicas y fuentes de agua en el lugar donde antes se levantaban las malogradas Torres Gemelas.

Uno de los elementos más destacables del espacio son las fuentes. Alrededor de ellas, se tallarán en bronce los nombres de todas las víctimas y de allí surgirán grandiosas cascadas de los sistemas de irrigación. Se ha diseñado un sistema para gestionar las aguas fluviales y las plagas para la mejor conservación del agua y la energía.

Debajo del bosque, estará el museo, donde se expondrán artefactos, fotografías, cintas de audio y vídeo, objetos personales y otros elementos capaces de reconstruir la historia de la vida de las torres antes del fatídico día, el momento del atentado y la biografía de sus protagonistas. El monumento será de acceso libre y gratuito, pero mientras continúe la construcción sólo se podrá visitar con pases especiales que se pueden obtener en la propia web del monumento.

El monumento del 11-S será sostenible