El nuevo Gobierno japonés podría activar las centrales nucleares
El nuevo Gobierno de Japón ha anunciado que revisará la política nuclear y que no es seguro que se cierren todas las centrales nucleares del país. El nuevo ministro de Comercio e Industria, Toshimitsu Motegi (en la imagen), ha asegurado que, si la autoridad nuclear considera que no hay peligro, volverán a activar las centrales nucleares.

El primer ministro, Shinzo Abe, ha prometido medidas extraordinarias para reactivar la economía. ¿Tan extraordinarias como poner en peligro a la población? La sociedad japonesa sigue conmocionada por el desastre de Fukushima, pero parece que los políticos olvidan pronto.

Según el plan que, hasta ahora, se había aprobado, las centrales nucleares japonesas dejarían de funcionar en 2040. Pero eso fue una decisión del antiguo Gobierno demócrata. Con la victoria del Partido Liberal, el plan puede echarse atrás. Cuenta con el respaldo de dos tercios del Parlamento.

El nuevo Gobierno no quiere que una subida de los costes de la energía perjudique su plan para reactivar la economía. Por tanto, si para mantener la estabilidad de los precios de la electricidad tiene que permitir que las nucleares continúen funcionando, no pondrán ninguna traba al respecto.

La razón es sólo económica

El primer ministro ha comentado, por su parte, que iba a permitir que la energía nuclear desempeñe un papel más importante en el sector energético, a pesar del desastre ocurrido en 2011. Por aquel entonces, Japón producía mediante centrales nucleares casi una tercera parte de sus necesidades energéticas. Tras el accidente de Fukushima, se cerraron los cincuenta reactores nucleares del país. Recientemente, dos de ellos han vuelto a funcionar.

Desde el apagón nuclear, la energía cuesta más. Muchas grandes empresas quieren que Japón vuelva a utilizar la energía nuclear. Además, las importaciones japonesas de petróleo y gas natural han aumentado, lo que perjudica a su déficit comercial.

Pero el apoyo de la población a la energía nuclear ha caído en picado. Cuando se volvieron a poner en marcha los dos reactores que funcionan en la actualidad, hubo numerosas protestas ciudadanas por todo el país. ¿A ningún político japonés se le ha ocurrido que, para activar la economía, se deben impulsar las renovables?