El petróleo frenó el calentamiento global
El mundo que nos rodea es cambiante. Todos sabemos que los combustibles fósiles aumentan el efecto invernadero de la Tierra. Pero un estudio revela que fue precisamente la formación natural de carbono orgánico enterrado hace casi 440 millones de años lo que frenó el calentamiento global que entonces amenazaba el planeta.

La investigación asegura que el hundimiento de carbono orgánico que posteriormente se transformó en el petróleo que ahora quemamos, enfrió el clima. Durante ese periodo se formaron los yacimientos del norte de África y Oriente Medio, que constituyen las fuentes petrolíferas más productivas del mundo. Ahora ese petróleo que salvó al planeta, lo estamos volviendo a enviar a la atmósfera, reactivando el calentamiento global que afectará a millones de seres vivos en todo el mundo.