El presidente de Canarias en contra de las prospecciones de petróleo en la región
Se sospecha que hay petróleo bajo las aguas de las Islas Canarias. La lucha entre diferentes frentes políticos, y entre los que defienden el medio ambiente y los que asían enriquecerse extrayendo una fuente de energía contaminante y poniendo en riesgo el ecosistema de la zona, ha comenzado.

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha afirmado que las prospecciones petrolíferas que ha autorizado el Consejo de Ministros para que realice la compañía Repsol se podrán hacer a diez kilómetros del archipiélago, y no a sesenta kilómetros, como sostiene el ministro de Energía, Industria y Turismo, José Manuel Soria. Mentiras nada más empezar el proceso.

Paulino Rivero ha explicado que las autorizaciones permiten a Repsol realizar sus prospecciones en búsqueda de petróleo en un espacio de 6.500 metros cuadrados, lo que significa que se puedan llevar a cabo a apenas diez kilómetros de Antigua, en la isla de Fuerteventura. Esta cercanía fue la justificación esgrimida por el PP para rechazar las prospecciones en aguas cercanas a la Comunidad Valenciana. Se está produciendo, por tanto, un doble rasero.

El presidente canario ha señalado que, para defender los intereses de las islas, ejercerá todas las acciones que sean necesarias, y más cuando otros son los que están tomando decisiones en las que no cuentan con Canarias. Ha recordado, por último, que el modelo que defiende el Gobierno autonómico es incompatible con las prospecciones.

Para Rivero, esas prospecciones serían un error. Ha acusado al ministro Soria de entreguismo. Para el jefe del Ejecutivo canario el proyecto es un atropello al futuro del archipiélago y una hipoteca a un modelo de sostenibilidad por el que apuesta Canarias.

“Es una frivolidad que un ministro justifique lo injustificable”, insistió el presidente, quien reiteró que su Gobierno “utilizará todas las herramientas del estado de derecho para frenar las prospecciones, pues está en juego el futuro del modelo económico de Canarias”.

El presidente de Canarias en contra de las prospecciones de petróleo en la región