El reciclaje en Monterrey es un buen negocio
En este mundo, hay ocasiones en que, como paso previo para que algo funcione, pasa por convertirlo en negocio. Es lo que está ocurriendo en México. Grandes corporaciones están vislumbrando todos los beneficios que les puede reportar el reciclaje y se han puesto a la tarea de recoger, separar, reutilizar y reciclar todo tipo de desechos. Y con las más modernas instalaciones y tecnologías.

En la ciudad de Monterrey, la segunda ciudad por población de México, con más de cuatro millones de habitantes en su núcleo urbano, varias empresas quieren apostar por la sostenibilidad y el reciclaje. Plásticos, vidrios, basura e, incluso, hormigón (también llamado en América concreto) se reciclan para obtener energías alternativas o desarrollar nuevos productos.

Este proyecto está liderado por grandes empresas mexicanas, como son el Grupo Alfa, FEMSA, Cemex, Embotelladoras Arca y Vitro, entre otras. Se han puesto a la tarea de ampliar y modernizar sus plantas de reciclaje de PET y vidrio, generando así nuevas unidades de negocio.

El conglomerado Alfa proyecta dos plantas, una para reciclar aluminio y otra más para los desechos de PET. Por su parte, Vitro es una compañía que se dedica al reciclaje de vidrio desde hace veinte años. El grupo tiene cuatro plantas de reciclado de envases de vidrio en Apodaca, Guadalajara, Querétaro y en la Ciudad de México. Cerca de Monterrey, cuenta con la única planta para el reciclaje de vidrio plano, que se gestiona de manera diferente al vidrio que compone los envases.

Según Rodrigo Estrada Patiño, coordinador de Desarrollo Sustentable de Vitro, la meta global para 2011 es incrementar en un 7% la cantidad de materiales para reciclar. Se estima que durante 2011 se van a reciclar 194.000 toneladas de vidrio, de las cuales 118.000 toneladas corresponden a envases; y 76.000 toneladas a vidrio plano, que son materiales que se utilizan en arquitectura y automóviles, ha señalado Estrada Patiño.

También Copamex aumentará su negocio en el reciclado de papel, con, al menos, unas setecientas toneladas de papel provenientes del Gobierno de Nuevo León, estado del que es capital Monterrey. Además, Copamex, se comprometió a suministrar al Gobierno del estado un papel cien por cien reciclado.