El respeto por el medio ambiente acerca culturas
El Programa Med-O-Med, paisajes culturales del Mediterráneo y Oriente Medio, creado por la Fundación de Cultura Islámica (FUNCI), de Madrid, es un Programa de Cooperación Internacional al Desarrollo bajo los auspicios del Plan Nacional para la Alianza de Civilizaciones. La Fundación de Cultura Islámica es una organización no gubernamental española, de carácter científico-cultural, sin ánimo de lucro y aconfesional.

Uno de los proyectos Med-O-Med es la rehabilitación del Jardín de Aclimatación de Rabat, un espacio de 17 hectáreas concebido por Jean Nicolas Forestier a principios del siglo XX. Med-O-Med contribuye a este proyecto mediante el asesoramiento paisajístico y botánico, así como con la creación de un jardín de estilo andalusí y la rehabilitación de un pabellón neomorisco para actividades culturales.

Pero este proyecto es algo más. Quiere promocionar conceptos de desarrollo sostenible, de adecuada gestión del agua, de una apuesta por las energías sostenibles y por la conservación de la biodiversidad. En cuanto a este último aspecto, el proyecto Med-O-Med quiere implicar de forma activa a la población rural para su consecución. Pero también contribuir a la mejora de la calidad de vida de las poblaciones del Mediterráneo y Oriente Medio mediante proyectos participativos diseñados desde la base, que garanticen el respeto a la naturaleza, la realidad social y la forma de vida local.

Según datos de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), en la región norte de África y en Oriente Medio, tanto el uso de fuentes primarias de energía como la producción de electricidad, están basados en cerca de un 95% en combustibles fósiles. Esto resulta un riesgo para el desarrollo futuro de estos países, que deberían apostar por energías renovables para asegurar su consumo.

Además, algunos estudios han demostrado el gran potencial que tiene la zona para la producción de energía limpia. La energía solar tiene grandes posibilidades debido a las condiciones climáticas de la zona. Con la energía solar podrían cubrirse las demandas de electricidad de toda la región.