China está en alerta. Concretamente la provincia de Zhejiang y la ciudad de Shanghai. Ante el supertifón Wipha (uno de los peores en los últimos años según el observatorio meteorológico de Shanghai), el Estado ha ordenado ya la evacuación de más de 2 millones de personas.

En Shanghai, 200.000 personas que viven en casas poco seguras han sido evacuadas de la costa. Y es que, según el diario local Shanghai Daily, se trata del mayor tifón que ha sacudido la ciudad durante las últimas décadas. Ya ha muerto un hombre en esta ciudad. Una descarga eléctrica acabó con su vida.

china-tifon-1.jpg'

En la isla de Taiwan, escuelas y centros de trabajo permanecen cerrados hasta que vuelva la normalidad. Sin ir más lejos, ayer murió un obrero de la construcción tras un derrumbamiento provocado por los fuertes vientos.

Se espera que esta misma madrugada el Whipa llegue a la provincia de Zhejiang con mucha fuerza y que también se pase por Shanghai. Las previsiones ponen los pelos de punta: lluvias de hasta 100 milímetros cúbicos y los vientos más destructivos que se pueden esperar, de más de 236 km/h.

El observatorio meteorológico de Shanghai ha avisado de que el tifón Wipha afectará tanto al transporte púlbico como al privado, así como también al tráfico marítimo y aéreo. Serán unas terroríficas horas en las que buena parte del país se paralizará.

<img src=