El vallado de San Fermín realizado con madera certificada
La carpintería encargada del mantenimiento y colocación de las maderas que compondrán el vallado del trayecto de los encierros en los Sanfermines va a utilizar madera con certificación de gestión de calidad y sostenibilidad. Es la primera vez que va a ocurrir desde que, hace 20 años, realizan el encargo. El carpintero de los Sanfermines de Pamplona (Navarra), Ignacio Aldaz, ha introducido la innovación sostenible tras dos décadas colocando pieza a pieza el vallado del recorrido que realizarán mozos y toros. La madera utilizada está certificada, tanto por la calidad de su gestión como por la sostenibilidad en su obtención, por el certificado de calidad del Programme for the Endorsement of Forest Certificatión (Programa de Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal, PEFC), que pretende asegurar que la madera procede de sistemas de gestión responsable del bosque navarro.

Desde el próximo miércoles, Aldaz irá colocando los 900 postes, 2.700 tablones, 40 puertas, 200 empalizadas y 2.400 cuñas de madera que conforman el armazón del vallado. La madera procede de los bosques del Valle del Roncal. Este uso de madera certificada en el vallado de los Sanfermines es un ejemplo de la apuesta que el Gobierno de Navarra y el sector forestal de la Comunidad Foral han realizado por la mejor gestión y ordenación de los montes navarros. La Comunidad foral cuenta con un 44% de superficie arbolada (445.670 hectáreas) y unas 5.000 personas trabajando en el sector. Las industrias explotadoras se localizan fundamentalmente en el entorno rural.

La madera del vallado funcionará como escaparate internacional del sector forestal navarro, muy afectado por la crisis económica. En 2008, esta industria facturó, de media, un 30% menos que el año anterior. Y, en 2009, la situación se agravó por las consecuencias del huracán Klaus en los bosques franceses, que derribó 50 millones de metros cúbicos de madera. El plan de ayudas del Gobierno francés provocó una caída en la explotación y competitividad de el sector.

Para el trabajo de los Sanfermines la plantilla de la Carpintería Hermanos Aldaz Remiro, de Puente la Reina, se duplica hasta alcanzar los sesenta carpinteros. Ignacio Aldaz, responsable máximo, prevé sustituir para estas fiestas por su mal estado entre 12 y 15 postes. Estos postes serán los primeros en formar parte del vallado con la certificación de calidad.