El vapor de agua acelera el calentamiento del planeta
Los climatólogos aseguran que el vapor de agua es el gas más potente que induce al efecto invernadero. Es fácil darse cuenta que cuando nos duchamos, el cuarto de baño se recalienta.
Con el aumento global de las temperaturas, se espera que también se incremente la cantidad de vapor de agua en la atmósfera, formando una mayor concentración de nubes, que no dejan de ser vapor de agua condensado en torno a partículas.

El agua concentrada en el aire absorbe más calor, por lo que entra en el círculo vicioso del calentamiento global. Los datos obtenidos en diversos estudios demuestran que a mayor CO2, mayor calor, mayor concentración de humedad, y viceversa. Es decir, el vapor de agua potencia a otros gases de efecto invernadero.