El vuelo más ecológico de Airbus y Air Canada
Airbus y Air Canada colaboran en un proyecto para establecer el estándar para el transporte aéreo más respetuoso con el medio ambiente de Estados Unidos. Se trata de usar el modelo Airbus A319, un avión bimotor que es capaz de volar con biocombustible gracias a la reducción de peso del aparato y siguiendo la trayectoria de vuelo con mayor eficiencia energética posible.

El primero de estos vuelos fue desde la ciudad canadiense de Toronto hasta Ciudad de México y, según Airbus, supuso una disminución del 40% en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) respecto a la misma ruta realizada con con combustibles fósiles.

El vuelo Air Canada AC991 supone la segunda etapa de una serie de cuatro vuelos realizados con biocombustibles. Las compañías lo han denominado “el vuelo perfecto”, ya que la operación combina las mejores prácticas operacionales y medioambientales que se aplican en la actualidad y que constituyen los cuatro ejes de actuación propuestos por la industria aérea para reducir las emisiones de gases con efecto invernadero:

    1. Utilizar la familia de aviones más eficiente desde el punto de vista ecológico.
    2. Usar un carburante que sea una mezcla de biocombustible sostenible al 50%, fabricado a partir de aceites comestibles suministrados por SkyNRG.
    3. La optimización de rutas y altitud de vuelo: según las autoridades de Gestión del Tráfico Aéreo, el Airbus A319 vuela a Ciudad de México utilizando la ruta más directa, el perfil vertical del plan de vuelo más eficiente y Aproximación en Descenso Continuo (CDA), ahorrando combustible y reduciendo el ruido por debajo del límite establecido.
    4. La combinación de varios procedimientos operacionales ecoeficientes, como la rodadura con un solo motor, la limpieza exterior para mejorar la aerodinámica, equipamiento de cabina ligero y un plan de vuelo cuidadosamente adaptado.

El presidente de Airbus, Fabrice Brégier, ha señalado la disposición de la industria aérea para reducir las emisiones, pero también ha pedido voluntad política para promover el uso de biocombustibles y para acelerar la modernización del sistema de gestión del tráfico aéreo.

Más del 90% de la inversión anual de Airbus en Investigación y Tecnología genera beneficios medioambientales. La empresa se ha comprometido a cumplir con los objetivos de la industria: mejorar la eficiencia del consumo de combustible un 1,5% por año hasta 2020 y estabilizar las emisiones de CO2 con un crecimiento neutro a partir de ese mismo año.