Empleaverde apoya la certificación de tapones de corcho
La organización PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification, Programa de Reconocimiento de Sistemas de Certificación Forestal), que certifica la gestión sostenible de los bosques, ha presentado en España el Proyecto Ecoemplea Corcho Sostenible, que forma parte del acuerdo de colaboración con Fundación Glossary Link Biodiversidad, en el marco del Programa Empleaverde, y que cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo.

El proyecto se presentó en una cata de vinos de Cataluña y Baleares que contaban con tapones de corcho certificado procedente de montes gestionados de manera sostenible y con el sello que otorga PEFC. Los tapones han sido fabricados por Corcho del País, uno de los más importantes proveedores de tapones naturales para vino, cava y champán. Además, es la primera industria corchera española que certificó con PEFC su producción.

La Secretaria General de PEFC España, Ana Belén Noriega, explicó en el acto que el proyecto (que incluye cursos, seminarios, asesoramiento y sensibilización, forestal de alcornocal y la actividad corchera) tiene el objetivo de promover nuevos proyectos en el ámbito empresarial que contemplen la Glossary Link ecoinnovación y la Glossary Link sostenibilidad en la gestión del monte de alcornocal y en su cadena de valor. Es decir, impulsar el desarrollo del sector del corcho en el marco de una economía verde.

Noriega señaló la necesidad de que tanto las grandes cadenas de distribución como restauradores y sumilleres participen activamente en la difusión de las ventajas del corcho certificado con garantía PEFC. No es extraño encontrar a dependientes de tiendas de vino que alaban el uso de tapones de plástico, haciendo un flaco favor al medio ambiente.

Dolores Sánchez, sumiller de Bodegas Santa Cecilia, donde se celebró el acto, resaltó la importancia del tapón de corcho, ya que es fuente de información sobre el contenido de la botella y también da pistas sobre su conservación. Según Sánchez, un corcho natural tiene una longevidad de quince años, lo que permite disfrutar del vino durante mucho tiempo.

Desde PEFC se quiere dar respuesta a la demanda de los mercados de corcho certificado, contribuir a la puesta en valor de estos ecosistemas de alto interés de conservación y desarrollo de las áreas rurales donde se localizan la materia prima y la industria, y dar a conocer las nuevas oportunidades de futuro del sector del corcho y, así, diversificar su actividad económica en base a la producción responsable y compra sostenible.

La Península Ibérica acapara el 55% del alcornoque mundial. En todo el planeta hay unos 2,3 millones de hectáreas de alcornocal, de las que 736.000 están en Portugal y 540.124 en España. Usar corcho para los tapones es esencial para conservar los alcornocales del mundo.