Empresas chinas que comercian con bilis de oso salen a bolsa
Una compañía farmacéutica del este de Fujian, en China, pretende cotizar en bolsa. Hasta aquí nada nuevo, pero es que la empresa en cuestión, según organizaciones protectoras de los animales, se lucra con el uso de bilis de oso, una acción inhumana y que atenta contra la protección de los osos negros. Muchos de estos grupos de defensa de los animales luchan por que no existan las granjas de cría de osos. Si finalmente se produce la salida a bolsa de esta empresa, los animales serán torturados más que nunca. La Fundación Animals Asia, ubicada en Hong Kong, es una de las más involucradas en la protesta.

Esta organización afirma que la compañía de medicamentos Guizhentang espera obtener 70 millones de yuanes (casi ocho millones de euros) con la salida a bolsa y aumentar así su producción de bilis de oso. La ONG intenta que las autoridades de Fujian bloqueen tal salida.

Un oficial del departamento de medio ambiente de Fujian confirma que Guizhentang, con sede en Quanzhou, ha pasado las inspecciones medioambientales pertinentes en 2010 para emitir acciones. La empresa está esperando la decisión final del regulador del mercado de valores de Fujian. La compañía fue fundada en 2000. Según su página web, actualmente tiene unos 470 osos y espera aumentar el número a 1.200 tras la salida a bolsa.

La bilis de oso se emplea en la medicina tradicional china, así como en otros países de Asia, pues contiene una sustancia que tiene numerosos efectos benéficos para la vista, el hígado y los cálculos biliares, según esta tradición. Pero los métodos empleados para extraer la bilis del animal han sido calificados como crueles e inhumanos por las ONG protectoras de animales. Según algunos datos de la Administración Forestal Estatal de China, a finales de 2006, el número de granjas con licencia se ha reducido a 68 y ya son entre siete mil y diez mil osos los criados en cautividad en todo el país.

Ya ha habido un precedente de otra compañía farmacéutica que produce medicamentos que incluyen bilis de oso que salió a bolsa en enero de 2010. Se trata de Kaibao Pharma Co. Ltd., de Shanghai. Lo cierto es que ninguna ley en China prohíbe a estas empresas salir al mercado y cotizar siempre que obtengan la bilis a través de proveedores legales, es decir, granjas registradas y con licencia.