En Europa sólo se venderán frigoríficos de Clase A
La Unión Europea retirará del mercado todos los frigoríficos y congeladores que no sean de Clase A. Así, desde el 1 de julio de 2010, todos los frigoríficos y congeladores de uso doméstico que tengan un consumo de energía elevado serán retirados del mercado. Los equipos de refrigeración se clasifican desde la A (incluidas las categorías A+ y A++) hasta la G. A partir de ahora, la aplicación de la Directiva Eco-diseño para frigoríficos y congeladores eliminará de forma gradual los modelos de las clases energéticas más bajas y sólo se podrán adquirir los productos de Clase A.

La organización WWF/Adena cree que esta directiva “supone un paso positivo para que los ciudadanos europeos disfruten de un futuro energético más eficiente, permitiendo reducir las facturas eléctricas de los hogares y, a la vez, proteger el medio ambiente”. Pero también ha advertido al consumidor que “no debe pensar que todo frigorífico o congelador de clase A es de bajo consumo energético” y aconseja optar por equipos de refrigeración de clases A+ o A++, que garantizan los mayores niveles de eficiencia energética. Para ayudar a los consumidores a elegir los productos más adecuados, en 2000 se puso en marcha en Suiza el proyecto Topten, que analiza los electrodomésticos (y otros productos) y los clasifica según criterios de eficiencia energética, calidad e impacto sobre la salud y el medio ambiente.

En este sentido, la Técnico de Eficiencia Energética de WWF España, Evangelina Nucete, ha explicado que “si alguien necesita comprar un televisor, un lavavajillas o un equipo de aire acondicionado, puede comparar los mejores productos desde la comodidad de su propia casa navegando por Internet”. De esta forma, “recabará información fiable e independiente con la que reducir sus facturas energéticas seleccionando los modelos de menor consumo del mercado”.

A partir de 2013 se incluirán otros aspectos para la evaluación medioambiental de los frigoríficos, como el apagado automático de la función Fast Freeze tras 72 horas, termostatos electrónicos para optimizar las distintas funciones y el apagado automático de los equipos más pequeños con capacidad inferior a 10 litros.