Encuentran nicotina en agua embotellada
Beber agua del grifo siempre será más ecológico (no se consume plástico, no se transporta agua en camiones desde kilómetros de distancia), pero si, además, el agua embotellada contiene sustancias nocivas para la salud humana, entonces es hora de pensar en controlar de forma más estricta este tipo de agua.

Se ha encontrado en algunas botellas de agua nicotina. Las autoridades sanitarias avisan de que el tabaco perjudica gravemente la salud. Quizá, en el futuro, veamos un mensaje parecido en las botellas de agua.

Han sido investigadoras de la Universidad Rey Juan Carlos, en España, quienes han hecho el descubrimiento. El llamamiento es claro: es necesario realizar mejores análisis y controles, no sólo de la composición del agua que se vende embotellada, sino también sobre los posibles efectos en la salud de la población, especialmente los sectores más vulnerables. También es necesario vigilar el riesgo de contaminación en acuíferos.

La investigación ha analizado 58 componentes farmacéuticos en diez marcas de agua embotellada producidas en España y ha detectado nicotina en un rango de concentración de entre 7 y 15 ng/l (nanogramos por litro) en cinco de las marcas estudiadas. Las botellas fueron compradas en supermercados de Madrid y Toledo y enviadas al laboratorio en 24 horas. La nicotina es un compuesto muy resistente a los tratamientos de depuración habituales.

Contaminación en acuíferos

La cantidad de nicotina no es suficiente para producir efectos inmediatos por el consumo de agua. Sin embargo, se desconoce el efecto que puede producir en bebés y mujeres embarazadas (algo similar ocurre con el mercurio que contienen algunos pescados, cantidades pequeñas, pero que pueden afectar a la población más vulnerable). Así, la investigadora Silvia González, coautora del trabajo, aconseja realizar estudios sobre el tema.

Por otra parte, existe un riesgo de contaminación de los acuíferos, un valioso recurso natural de agua potable que tendrá cada vez más valor.

Lo cierto es que no es la primera vez que se detectan productos farmacéuticos en el agua potable. Pero es la primera vez que se analiza el agua mineral embotellada. Hay una idea generalizada de que el agua embotellada es de buena calidad y se ha incrementado su consumo, en el último siglo, un 70%. España es el cuarto país en producción de agua mineral en la Unión Europea.