Escarabajos usados como herbicida
Para muchos, los escarabajos no son más que unos bichos feos y asquerosos. Es la orden de los insectos que más especies contiene. Se llaman escarabajos, gorgojos, coleópteros, sanjuaneros (por todos y algunos más de esos nombres se les conoce) para todos los gustos. Pero lejos de ser una plaga, como han sido considerados durante mucho tiempo, es uno de los animales más beneficiosos para el campo.

En especial han sido los agricultores los que han considerado a estos insectos como dañinos para sus cultivos. Sin embargo, en la actualidad son el mejor herbicida natural. Y, por supuesto, respetuoso con el medio ambiente. Ya se sabía de su labor distribuyendo semillas, pero ahora un grupo de científicos ha descubierto que tienen predilección por las malas hierbas.

Ha sido un grupo de investigación en el que han colaborado miembros de la institución británica Biotechnology and Biological Sciences Research Council (BBSRC) y del francés Institut National de la Recherche Agronomique (INRA) los que han comprobado que los escarabajos de tierra reducen la cantidad de semillas de malas hierbas en el suelo, un tipo de planta que disminuye en gran medida los rendimientos de los cultivos. El hallazgo apoya la idea de que hay que conservar la biodiversidad agrícola, apoyando el uso de los herbicidas ecológicos en el control de malezas y, en definitiva, la mejora en la seguridad alimentaria.

El estudio se publicará en la próxima edición del Journal of Applied Ecology. Se han utilizado datos de 257 fincas del Reino Unido para determinar el efecto que tienen los escarabajos de tierra sobre el número de semillas de malas hierbas en zonas de cultivo de la remolacha azucarera, del maíz y de campos de semillas oleaginosas. Los científicos encontraron que, en zonas con alta presencia de escarabajos, las malas hierbas se habían reducido más que otras hierbas. Además, algunas de las especies que se pretenden combatir son cada vez más resistentes a los herbicidas y eso afecta a la productividad.

Como las leyes restringen el uso de herbicidas para proteger el medio ambiente, cada vez hay más maleza en los campos y, por tanto, disminuye la producción agraria. Por tanto, un herbicida natural como es el escarabajo puede ser la mejor solución. Con una correcta gestión, los escarabajos de tierra podrían ser utilizados para reemplazar algunos tratamientos con herbicidas y reducir significativamente la maleza. Incluso se podría dejar una pequeña parte la finca abandonada a la vida silvestre para que sirva de refugio para los coleópteros.

Todo ello sin olvidar que hay especies que pueden dañar los cultivos, como el conocido como escarabajo de la patata, o incluso otros que destrozan la madera.