Escombros procedentes del tsumani de Japón llegarán hasta Estados Unidos
Tras un terrible terremoto y, posteriormente, un devastador tsunami como los acecidos en Japón, toneladas de escombros caen al mar. ¿Dónde van a parar? ¿Los llevarán las corrientes del océano al octavo continente, a la isla de plástico? Son coches, casas, trozos de barcos y muchos otros desechos de menor tamaño.

Para su desgracia, parece que el destino de toda esta basura marítima será el archipiélago de Hawaii. Investigadores de este estado han creado una simulación que muestra exactamente cómo las casas, los neumáticos, los productos químicos y los árboles arrastrados hasta el mar por el maremoto del 11 de marzo van a viajar, flotando a través del océano Pacífico hasta que, finalmente, arribarán hasta la costa oeste de Estados Unidos.

El equipo que ha elaborado este estudio, dirigido por Nikolai Maximenko y Jan Hafner, en el International Pacific Research Center de la Universidad de Hawaii en Manoa, ha pasado años preparando modelos de computadora, siguiendo las observaciones del mundo real. Después de su primera escala, que será, Hawai, la basura procedente del desastre natural llegará hasta la costa que se extiende desde Vancouver hasta Oregón, el estado de Washington y la región de Baja California, quizá en 2014. En una segunda fase, volverá hacia Hawaii.

De hecho, este segundo impacto sobre Hawaii, previsto para dentro de cinco años, podría llegar a convertirse en el más perjudicial de todos, debido a que la basura habrá tenido tiempo para concentrarse y golpear con más fuerza los arrecifes y las playas de las islas.

Quizá después, toda esta escombrera flotante vaya a parar a donde llega toda la basura marina, a la isla de basura del Pacífico Norte, un remolino circular de cientos de kilómetros de diámetro. Y allí quedará por años, uniéndose a todos los plásticos que ya componen el vertedero.

No podemos permitir que el mar se convierta en un vertedero sin límite.