España: la crisis reduce la lucha contra las plagas en los parques públicos
La crisis afecta a todo (o, mejor dicho, a todo lo que quieren quienes gestionan el dinero público), también al presupuesto destinado al cuidado de los parques y jardines públicos. Según denuncia el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas de Valencia y Castellón (COITAVC), la lucha biológica contra las plagas se ha reducido entre un 75 y un 80%.

Indirectamente, los principales productores de tratamientos biológicos se ven afectados por esta decisión política, ya que sus ventas disminuyen desde hace cuatro años. Por tanto, la medida, no sólo pone en peligro los parques de las ciudades, que serán más vulnerables al ataque de plagas, sino que ahonda en la crisis y destruye empleo.

Algunos tratamientos avanzados, como el uso de insectos depredadores, trampas o sistemas de feromonas, que, hace una década, se compraban por sus buenos resultados, en la actualidad casi no se usan. La tecnología estaba consiguiendo que la lucha contra las plagas fuera cada vez más respetuosa con el medio ambiente y con la salud pública, pero la crisis ha provocado un paso atrás y muchos responsables políticos optan por tratamiento más baratos, pero más nocivos. A la larga, esa decisión es una irresponsabilidad.

Gestión Integrada de Plagas

Los Ingenieros Técnicos Agrícolas defienden la Gestión Integrada de Plagas, un método que opta por la lucha biológica como herramienta prioritaria para hacer frente a plagas y enfermedades, combinado con productos fitosanitarios lo menos nocivos posible y sólo en los casos en que sea necesario.

España: la crisis reduce la lucha contra las plagas en los parques públicos
Por otra parte, estas actuaciones, por ley, deben contar con un asesor que controle todo el proceso. Pero la realidad es que muy pocos Ayuntamientos cumplen la legislación.

En la feria Vegetal World, que se celebra en Valencia, los ingenieros agrícolas están ofreciendo información sobre la Gestión Integrada de Plagas. Han acudido a Valencia cargos profesionales de las distintas Comunidades Autónomas para contar cómo están actuando los diferentes Gobiernos autonómicos y para debatir y analizar cómo mejorar todo el proceso, buscando siempre un respeto por el medio ambiente.