Especies amenazadas, presuntamente envenenadas en Castilla y León
En lo que llevamos de año 2010, según la organización SEO/BirdLife, ha habido diez episodios de envenenamiento en Castilla y León en los que se han visto afectados más de 50 animales, entre ellos seis águilas imperiales, trece milanos reales (en la foto), dos águilas reales, un buitre negro, cinco buitres leonados y un lobo. Cinco de las águilas imperiales han muerto la comarca de La Moraña (Ávila), una zona muy importante para el águila imperial pues cuenta con seis parejas de esta especie. También es significativo el elevado número de milanos reales muertos, convirtiéndose en la especie más afectada por el uso de veneno en esta comunidad autónoma en los últimos años (cerca de 150 ejemplares envenenados) y cuya población reproductora está sufriendo un acusado declive, estimado en un 50% en 10 años.

El uso del veneno es delito desde 1995. La citada organización ecologista considera la situación en Castilla y León de extrema gravedad y solicita a todos los implicados la adopción de medidas urgentes para evitar que sigan muriendo aves de este modo. El territorio de Castilla y León posee una gran riqueza en su fauna y es de vital importancia para la conservación de algunas de las aves más amenazadas de nuestro país, como el águila imperial ibérica o el milano real.

Con sucesos como éstos, de nada sirven los esfuerzos de conservación de las especies amenazadas, si luego no se toman medidas para eliminar sus causas de mortalidad. De hecho, un único episodio masivo de envenenamiento puede arruinar años de recuperación de una población de una especie, además de haber malgastado recursos humanos y económicos invertidos en ello.

La organización SEO/BirdLife solicita a la Junta de Castilla y León que apruebe de forma urgente el plan de lucha contra el veneno en la región y que aumente la vigilancia, especialmente en la comarca de La Moraña (Ávila), entre otras acciones de protección del medio ambiente y de concienciación de la opinión pública.