Especies en peligro de extinción en México
Es una desgracia, un desastre que no tiene vuelta atrás. Cuando una especie animal desaparece lo hace para siempre y nunca más volverá a existir. No hay derecho que algunos animales se encuentren en peligro de extinción y nadie haga nada para su conservación. El ejemplo más evidente es México, uno de los países con mayor diversidad biológica del mundo, concentra casi el 12 por ciento de las especies del planeta.

México es el cuarto o quinto país más rico en especies, con mayor número de ecosistemas y con una gran diversidad genética, que lo colocan como uno de los principales centros de domesticación de plantas cultivadas.

La Norma Oficial Mexicana 059 incluye un total de dos mil 584 especies que se ubican en alguna categoría de riesgo. Actualmente en esa lista hay ya más de 41 animales y plantas extintas, como el lobo mexicano, el oso grizzly, el pájaro carpintero imperial, la hierba acuática y la carpa narizona. Nadie más podrá hablar de ellos porque ya son historia.

Sin embargo, es un problema que se extiende por todo el mundo, en estos momentos se estima que 373 especies están a punto de ser extinguidas, como el perrito de las praderas, el jaguar, el manatí del Caribe, la vaquita marina, la biznaga, la orquídea y la salamandra. En la categoría de amenazadas existen 845 animales y plantas, entre las que se encuentran el tiburón blanco, la boa, el águila real, la tarántula, la mandrágora y la biznaga cabeza de viejito.

Por otro lado, en la la categoría de sujetas a protección especial hay cerca de 328.000 especies. Algunos de ellas: el pepino de mar, el cocodrilo de pantano, el halcón peregrino, el pino, el cedro blanco, el delfín nariz de botella y el caballito de mar.