Estados Unidos limita las emisiones de CO2
Estados Unidos ha dado un paso muy importante en la lucha mundial contra el cambio climático. La nueva ley marcará unos límites legales respecto a la emisión de gases contaminantes de centrales energéticas, fábricas y refinerías de crudo. Además, se invertirá una cuantiosa cantidad de dinero para fomentar el cambio de la industria, el transporte basado en el carbón y otros combustibles fósiles, con el fin de potenciar el uso de energías alternativas, menos contaminantes.

El objetivo del gobierno de Barack Obama es realmente ambicioso, pretenden reducir las emisiones de CO2 en un 17% para 2020 y en un 83% para 2050 con respecto a los niveles de 2005. Por lo tanto, supone volver a los niveles de contaminación de 1990 y requiere un esfuerzo similar, aunque algo inferior, al que se ha marcado Europa, del 20% para 2020. ¿Lo conseguirán?

La Casa Blanca ha apoyado la medida con el objetivo de crear una nueva industria, basada en las energías renovables y el consumo sostenible de recursos naturales.