Estados Unidos pierde abejas
En Estados Unidos se ha perdido, en total, un 30% de la población de las colonias de abejas melíferas durante el invierno (de octubre de 2010 a abril de 2011). Así se desprende una encuesta realizada en todo el país y elaborada por los científicos del Servicio de Investigación Agrícola de Estados Unidos (ARS) y los Inspectores Apícolas de Estados Unidos (AIA).

Este porcentaje es similar al número de pérdidas totales reflejadas en las encuestas de los últimos años: un 34% durante el invierno de 2009-2010; un 29% en el de 2008-2009; un 36% en el de 2007-2008; y un 32% en el de 2006-2007. Por lo tanto, es una tendencia constante. Dicho de otra forma, el problema no aumenta. Sin embargo, según los científicos del ARS, si las pérdidas siguen a este ritmo, la sostenibilidad económica de la apicultura comercial se verá muy dañada.

Los apicultores han calculado que pueden llegar a aguantar pérdidas medias del 13%, como máximo. Pero el 61% de los que participaron en la encuesta tuvieron pérdidas mayores. Como media, la pérdida de colonias fue del 38,4% (menos que el 42,2% del año anterior).

Entre los apicultores que informaron sobre pérdidas de colonias, el 31% comunicaron, al menos, la pérdida de una de sus colonias sin la presencia de abejas muertas. Esto supone un indicio de un fenómeno llamado desorden del colapso de colonias (CCD, por sus siglas en inglés). Pero, como la encuesta fue realizada a través de entrevistas, no es posible verificar entre los casos de CCD y los casos que sufrieron las pérdidas por otras causas.

Participaron en la encuesta un total de 5.572 apicultores, lo que supone un 15% del total de colonias de abejas en Estados Unidos, que cuenta con, aproximadamente, 2,68 millones de colonias de abejas. Un importante sector económico que, además, es esencial para la conservación de la biodiversidad y el medio ambiente. Además, la labor de polinización de este tipo de insectos es esencial para la conservación de los ecosistemas.