Europa protege el lobo al sur del Duero
Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España pretende extender el territorio donde está permitida la caza del lobo. Hasta ahora, se pueden cazar lobos al norte del río Duero. Pero Bruselas se opone a dicha ampliación.

La Comisión Europea, que debe autorizar la consideración de dicha especie como cinegética, en decir, permitir su caza, se opone a realizar el cambio. Hay que revisar la norma. De momento, no hay fecha para ello. La medida ha sido propuesta debido a las quejas de los ganaderos, ya que algunos lobos hambrientos matan ovejas para subsistir.

Fue el pasado enero cuando un grupo de ganaderos, apoyados por el sindicato Asaja, se manifestó en Valladolid contra el lobo. El secretario de Asaja en Ávila, Joaquín Antonio Pino, sostiene que los ganaderos no pueden soportar los daños del lobo. En dicha provincia, según el ganadero, hace casi cien años que no hay lobos, pero ahora los ataques se han multiplicado. Su presencia es totalmente incompatible con la ganadería, ha remachado.

El lobo ibérico es una especie que prácticamente vivía confinada en zonas de Galicia, Zamora y Sierra Morena. Pero se ha recuperado. En 1992, una directiva europea protegía al lobo al sur del Duero: la especie era merecedora de “estricta protección”. Al norte de dicho río, se podía cazar con un límite.

El objetivo del plan de conservación era que la población de lobo del norte de la Península Ibérica contactara con la de Sierra Morena. La especie se expandió y aumentaron los conflictos con los ganaderos. Asaja estima que, en 2007, en Castilla y León hubo unos cuatrocientos ataques al ganado y, en 2011, unos 1.800. Los daños se calculan en 1,5 millones de euros.

Cambiar el estatus del lobo en la directiva europea sería abrir la posibilidad de cambio a otras especies en otros países, algo que no desea Bruselas. De momento, el lobo seguirá viviendo seguro al sur del Duero. Se tendrán que buscar otros métodos para solucionar el conflicto entre lobos y ganaderos.