Europa recicla casi la mitad del cobre que utiliza
El petróleo y el carbón no son las únicas materias primas que se están agotando en el planeta. El cobre se acaba. Y muchos de los aparatos que usamos cada día contienen cobre. Por tanto, no hay otro remedio que reutilizar el cobre hasta que se encuentre otro material con las mismas características, sobre todo, con una conductividad eléctrica tan alta.

Europa está en ello. Es el continente que más cobre reutiliza en todo el mundo y, además, cada año lo hace mejor. En 2009 batió sus propias marcas, incrementando en dos puntos y medio su tasa de reciclaje, que ya se sitúa en el 45,7%. Casi la mitad del cobre que se desecha en Europa se vuelve a reutilizar.

Los datos provienen del informe anual llevado a cabo por el International Copper Study Group (ICSG), un organismo que promueve la transparencia en el comercio mundial de cobre, así como la discusión, la cooperación y las buenas prácticas. Europa, según el informe, ha pasado del porcentaje del 42,2% del año anterior al 45,7%, llegando a reciclar un total de 2,2 millones de toneladas de cobre.

El ICSG se encarga también de analizar la producción minera, el reciclaje y el refino de cobre. Esta organización considera que el principal motivo de este aumento es el fuerte incremento de la demanda en Asia. Con dicho reciclaje y con la reutilización se consigue un nada desdeñable ahorro energético del 80% y se evita la emisión de más de 650.000 toneladas anuales de dióxido de carbono en los países de la Unión Europea.

Otras datos que se incluyen en el informe del ICSG son los siguientes: la demanda global de cobre (impulsada en gran medida por China) fue durante 2009 de 23,1 millones de toneladas, similar a la registrada en 2008; en total, se utilizaron 7,8 millones de toneladas de cobre reciclado procedente tanto de la recuperación de materiales cuyo ciclo de vida ha finalizado como de la recuperación de los sobrantes del proceso de fabricación; la tasa de reciclaje en el ámbito mundial fue del 33,7%, algo menos que en 2008.

Para la organización, los altos porcentajes de reciclaje de cobre en Europa se explican por las inversiones realizadas por la industria europea en el desarrollo de tecnologías para fomentar la producción secundaria de cobre, así como la política y los esfuerzos de recuperación de este metal llevados a cabo por los europeos a través de sus instituciones públicas y por la labor de las empresas. Sin embargo, algo tienen que ver esas personas que buscan en los contenedores de escombros llevando un carro de la compra.