Éxito de Ecobici en México D.F.
Ciudad de México, una urbe enorme, con mucho tráfico, ahogada por la polución y los atascos. La solución, pedalear. Y cada vez más lo hace más gente. Ecobici, el sistema público de préstamo de bicicletas de la capital lanzado en febrero de 2010, en apenas dos años, está cambiando la mentalidad de los habitantes de la capital mexicana.

En la actualidad, hay más de 40.000 usuarios que usan el sistema de bicicletas compartidas, un servicio que cuesta 300 pesos (unos 18 euros) al año y que se puede disfrutar en trayectos de 45 minutos (o pagar más por más tiempo).

El ciclismo urbano es un éxito en ciudades europeas como Copenhague o Barcelona, pero también al otro lado del charco se apuntan a este comportamiento ecológico y responsable. En las zonas céntricas del D.F. cada vez se ven más bicis.

Los barrios céntricos de México D.F., donde hay bares, restaurantes y discotecas, se llenan de ciclistas modernos y urbanos. Es una “moda aspiracional”, en palabras de José Campillo, director general de Bosques Urbanos y Educación Ambiental de la ciudad.

Ecobici registra unos 8.200 viajes al día y ha aumentado en un 40% los viajes en bicicleta privada, según la Secretaría de Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal. El 8% de sus usuarios antes usaban el automóvil o la motocicleta, por lo que el sistema permite dejar de emitir 300 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

Actualmente, los defeños disponen de 1.600 bicicletas públicas, de las cuales, 1.200 están disponibles en 90 estaciones y otras 400 permanecen almacenadas para reemplazar a las que sufren robos o actos de vandalismo. Sin embargo, no es lo habitual. El porcentaje esperado de robo o vandalismo en cualquier sistema de bicicletas públicas es del 10% durante el primer año. Pero en la Ciudad de México se ha producido un índice menor al 3%. La mayoría de habitantes de ciudad, usen o no la bicicleta, respetan el sistema. ¡Un bello ejemplo!