Extinción definitiva de la foca monje del Caribe
Ya nadie volverá a ver una foca monje del Caribe. Las autoridades federales han confirmado lo que venían sospechando: su extinción definitiva.
Es muy triste pero, los seres humanos que cazan a esa dócil criatura para investigación o alimentación dejaron su población insostenible.
La última vez que se divisó una foca monje del Caribe fue en 1952 entre Jamaica y la península del Yucatán.

La agencia federal dice que quedan menos de 1.200 focas monje hawaianas y 500 mediterráneas.

Esperamos que hayan aprendido de la extinción de la foca monje del Caribe y que puedan suministrar mayor protección a sus familias hawaiana y mediterránea.