Famosos contra el fracking
En Europa no es una técnica muy conocida, pero en Estados Unidos, la fractura hidráulica o fracking lleva décadas practicándose y saben bien sus consecuencias. Muchos ciudadanos están en contra de esta forma de extraer hidrocarburos que daña el medio ambiente y pone en peligro la salud de las personas. Algunas celebridades se han manifestado abiertamente en contra del fracking.

El fracking es el tema central de la nueva película del director Gus Van Sant, responsable de filmes como El indomable Will Hunting, Elephant o Mi Idaho Privado. Su nueva película, Tierra Prometida, muestra los peligros de esta técnica y muchos artistas neoyorquinos y actores de Hollywood están llevando a cabo una cruzada en contra de la fractura hidráulica, encabezadas por la viuda de John Lennon, Yoko Ono.

Para unir sus fuerzas, han creado una asociación llamada Artists Against Fracking (artistas contra la fractura hidráulica), impulsada por Yoko Ono y su hijo Sean Lennon, para tratar de detener los planes del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que va a permitir la extracción de gas de pizarra en el centro y el sur del estado.

La asociación AAF cuenta ya con más de doscientos miembros. Hay actores como Mark Ruffalo, Rosario Dawson, Julianne Moore, Susan Sarandon, Alec Baldwin, Roberto De Niro, Zooey Deschanel, Uma Thruman, Hugh Jackman o Gwyneth Paltrow; también hay cantantes como Paul McCartney, Ringo Starr, Tom Waits, Lady Gaga, Steven Tyler, Bon Iver, Scissor Sisters o grupos como Beastie Boys o The Flaming Lips, y escritores como Salman Rushdie.

Un peligro para los habitantes de Nueva York

Famosos contra el fracking
La asociación declara que sus miembros están preocupados por el impacto que la fractura hidráulica tiene en el agua, el aire y en las comunidades locales del estado de Nueva York. En su opinión, el fracking es un peligro para los neoyorquinos.

Yoko Ono lo tiene claro: los que apoyan esta técnica sólo quieren hacer dinero fácil mientras arruinan el futuro del país. La AAF ha comenzado su lucha en Nueva York, pero se expandirá al resto del país o, incluso, a otros países. Va a ser una lucha global.

Mediante el fracking se inyectan al interior de la tierra productos químicos tóxicos, algunos cancerígenos, como el benceno, por lo que se contamina el suelo y el agua de las zonas explotadas. En Estados Unidos ya hay varios casos de aguas contaminadas. Además, la técnica libera metano, con lo que se contamina el ambiente y se contribuye al efecto invernadero y al cambio climático.

Como artistas que son, han grabado un videoclip con una canción titulada Don’t Frack My Mother, en el que han participado Susan Sarandon, Liv Tyler, Maggie Gyllenhaal, Carrie Fisher, Wilco o The Strokes, entre otros. Aquí tenéis el tema: