Fibras naturales: Recurso natural y renovable
El 2009 ha sido nombrado el Año Internacional de las Fibras Naturales (AINF) con el fin de concienciar a la población de la importancia de este tipo de cultivos para el medio ambiente, la salud y la seguridad alimentaria de todo el mundo. Anualmente se producen cerca de 30 millones de toneladas de fibras naturales en todo el planeta, lo que supone una importante fuente de ingresos para los agricultores.

Las aplicaciones de las fibras naturales son cada vez más diversas, aunque sigue siendo el sector textil el que más las utiliza. Respecto a sus ventajas para el medio ambiente y la salud, el empleo de forma sostenible de las fibras de origen vegetal y animal proporciona un recurso natural completamente renovable por la propia naturaleza, evitando el impacto de los materiales sintéticos, que utilizan derivados del petróleo.

Sin embargo, en diversas regiones se llev a cabo un cultivo insostenible de estos materiales, lo que ocasiona un conjunto de problemas. Sin ir más lejos, la producción intensiva del algodón, ha supuesto el uso masivo de pesticidas, principalmente insecticidas, con un riesgo serio para la salud de granjeros y consumidores, la agrobiodiversidad, el agua potable y los ecosistemas.

Fibras naturales: Recurso natural y renovable