Film transparente para alimentos que se biodegrada en compost
Hay que reconocer que el film transparente es muy útil (casi imprescindible) para envolver alimentos y lograr una mejor conservación de los mismos. Sin embargo, se compone de un material muy contaminante que procede del petróleo. Hace tiempo que se están desarrollando nuevos plásticos elaborados con materias primas biodegradables. Así es este nuevo film compostable elaborado con componentes no contaminantes que cierra el ciclo completo del producto ecológico.

Este nuevo bioplástico utiliza menos energía en su producción y, además, puede ser reutilizado como abono para la tierra, por lo que supone un doble ahorro energético. El nuevo envase ecológico puede llegar a conservar un alimento como el embutido natural y sin aditivos durante más de seis meses.

Este bioplástico sólo utiliza materiales naturales en su composición, como el almidón presente en la patata, el azúcar de los cereales o fibras vegetales como la de coco o celulosa. Es decir, que su proceso de elaboración no contamina, emite un 95% menos de dióxido de carbono (CO2) y utiliza un 80% menos de energía en su fabricación. Cada tonelada de bioplástico supone un ahorro de 2,5 toneladas de dióxido de carbono.

La creación de este tipo de bolsas al vacío de bioplástico compostable comenzó hace siete años. La sinergia entre VBM Ecodesign y NNZ permitió ir más allá de los primeros bioplásticos con baja resistencia al calor. Por fin, se ha logrado un film termosellable y flexible, con certificado compostable, que ejerce de barrera contra la humedad, los gases y los olores y permite envasar al vacío los alimentos, dándoles resistencia al tiempo en condiciones idóneas de conservación.

A partir de ahora, el porcentaje de basura orgánica en los hogares crecerá debido al aumento de uso de estos envases compostables y, por tanto, también aumentarán las posibilidades de elaborar compostaje de calidad. Porque una ventaja de este nuevo material es que es compostable, es decir, que no sólo se biodegrada, sino que una vez realizado ese proceso de descomposición se convierta en un compost de calidad.