Firefly, una bicicleta futurista a prueba de mal tiempo
Las bicicletas de tres ruedas parecen cosa del pasado, incluso tienen un cierto aire nostálgico, pero eso no quiere decir que no puedan llegar a ser el transporte del futuro. Cero emisiones, comodidad y protección frente a las inclemencias del tiempo es lo que ofrece este triciclo de aire futurista, que más bien parece una nave espacial.

Discreta, lo que se dice discreta, no es, para qué engañarnos, pero precisamente ahí radica su gracia. Su gracia o, diríamos mejor, su utilidad, pues la iluminación con luces led del caparazón nos hace tremendamente visibles, algo perfecto por aquello de la seguridad vial.

Diseñada por GeoSpace Studio, aspira a ser una divertida alternativa a los coches, sobre todo teniendo en cuenta su estructura protectora de la lluvia, el frío, el viento o la nieve, incluso. Además, como puede verse en el vídeo, cuenta con unas luces delanteras de lo más útiles, que iluminan el camino de forma increíble.

Luces adicionales

Firefly, de este modo, es un medio de transporte verde, que intenta combatir los puntos débiles de la bicicleta convencional con su carcasa protectora. Se pretende lograr confort, así como estabilidad y seguridad, gracias a unas luces adicionales que iluminan la carretera y a la misma estructura exterior para que esos momentos de baja visibilidad ocasionada por el mal tiempo no disminuyan la seguridad.

Firefly, una bicicleta futurista a prueba de mal tiempo
En fin, al invento no puede negársele innovación y ganas de comerse el mundo, pero al mismo tiempo tiene un desmedido estilo estrafalario que tira para atrás. O quizás no, puede que sólo necesitamos acostumbrar la vista y dar la bienvenida a este invento ecológico, que tiene todos los puntos para protagonizar una versión bicicletera del Coche fantástico. Quién sabe, quizás al famoso KITT le ha salido una inesperada competencia llamda Firefly…