Fosas sépticas
Las fosas sépticas son unidades de tratamiento primario de las aguas negras domésticas generadas en una vivienda. Gracias a ellas se realiza la separación y transformación físico-química de la materia sólida que hay en esas aguas. Son de instalación obligada en zonas donde no se permite el vertido o en casetas de obra donde se generan aguas fecales por un periodo de tiempo determinado.

Normalmente, las fosas sépticas cuentan con dos compartimentos. Las aguas residuales van a parar al primer compartimento y allí es donde las materias pesadas van cayendo hasta el fondo del mismo. Las más ligeras se quedarán flotando por encima del agua. Ese agua pasará al segundo compartimento, quedando los residuos sólidos atrapados en el primero.

Fosas sépticas
En ambos compartimentos se lleva a cabo una degradación anaeróbica de la materia orgánica. Esta depuración se basa en la decantación, lo que sirve para separar las partículas y la fermentación de los lodos decantados.