Fotografías de los animales que viven en la Zona de Exclusión de Chernóbil
Tras el accidente nuclear que se produjo en la central de Chernóbil, el más grave accidente nuclear en tiempos de paz, se creó la llamada Zona de Exclusión. Tiene otros nombres como la Zona de los 30 kilómetros, la Zona Muerta o simplemente La Zona. Son 30 kilómetros a la redonda respecto al lugar del accidente. Pertenece a una zona de Kiev y de Zhytomyr, en Ucrania, cerca de la frontera con Bielorrusia.

Los seres humanos no deben entrar en esa Zona de Exclusión sin ir debidamente protegidos para no sufrir los efectos de la radiactividad que aún perdura, aunque ya ha pasado más de un cuarto de siglo desde que se produjo el accidente. Pero los animales y las plantas habitan libremente la Zona. La periodista Mary Mycio ha ido hasta allí para comprobar su estado y fotografiarlos.

Muchas personas creen que los animales que viven allí van a tener dos cabezas o cuatro ojos o van a emitir una luz fluorescente. Pero nada más lejos de la realidad. La verdad es que, como el hombre no pisa el lugar, la naturaleza se expande sin cortapisas, sin ningún obstáculo, sin la influencia del ser humano. Naturaleza radiactiva, sí, pero también salvaje.

Fotografías de los animales que viven en la Zona de Exclusión de Chernóbil
Es extraño. Un invento del ser humano desoló la zona. Pero décadas después, la naturaleza se recupera… precisamente porque el ser humano ha desaparecido. ¿Significa esto que la salvación del planeta pasa por la desaparición del ser humano como especie? La Zona de Exclusión de Chernóbil se puede tomar como una metáfora de lo que ocurrirá en el futuro.

La naturaleza sigue su curso

Fotografías de los animales que viven en la Zona de Exclusión de Chernóbil
Según Mycio y el fotógrafo especializado en naturaleza Sergey Gaschak, que la acompañó, los animales, no sólo están sobreviviendo, sino que sus poblaciones se están recuperando. Unas 300.000 personas tuvieron que evacuar la zona tras el accidente producido en 1986. Las tierras dedicadas a agricultura y pasto quedaron abandonadas y se han convertido en humedales y en bosques y los animales han vuelto. La Zona de Exclusión es un santuario para la fauna salvaje de Europa.

Fotografías de los animales que viven en la Zona de Exclusión de Chernóbil
Sergey Gaschak lleva fotografiando animales en Chernóbil desde 1995. Usa cámaras con detectores de movimiento que se disparan automáticamente cuando notan la presencia de uno. Hay linces, nutrias, búhos reales, caballos de Przewalski, murciélagos y se han visto huellas de osos pardos. Deberíamos crear más santuarios de este tipo… sin que sea necesario pasar por otro accidente nuclear.