Fotos de turistas ayudan a salvar al tiburón ballena
Hace ya tiempo que los biólogos marinos conocen la utilidad de las fotos tomadas por los turistas para identificar especies y ayudar así a conocerlas mejor con el objetivo final de poder ayudar a su conservación. Sin embargo, ha sido ahora cuando se ha reconocido su valor fundamental en lo que respecta al tiburón ballena, un inofensivo animal para el ser humano que suele estar atento al pajarito en más de una instantánea.

En efecto, según ha concluido un nuevo estudio del Imperial College de Londres, muchas de las fotos de bañistas en general, y de buceadores aficionados en particular que incluyen a estos tiburones gigantes en peligro de extinción pueden usarse con éxito en distintos trabajos para la conservación de la especie.

Esta investigación es pionera en demostrar que esta contribución ciudadana (se han analizado multitud de fotos subidas a la red) resulta muy útil para la ciencia y, por ende, también para ayudar a que esta dócil y espectacular criatura pueda recibir un mayor apoyo.

Rastreo del pez más grande del mundo

Los datos relevantes que aportan las fotos de este tiburón son de gran ayuda para seguir los movimientos de la especie, que vive en las aguas del Océano Índico.

Además, las imágenes permiten completar de un modo más fidedigno la historia vital de los tiburones, como sus relaciones y la distribución geográfica en distintas temporadas.

¿Pero, cómo han de ser esas fotos? El requisito que han de cumplir para servir es capturar el patrón distintivo de los puntos situados justo detrás de las branquias. Lograrlo supone poder identificarlo de forma separada, pues estos puntos son algo así como su huella digital para los científicos.

Fotos de turistas ayudan a salvar al tiburón ballena
Si tenemos en cuenta que el tiburón ballena (Rhincodon typus) podría habitar la Tierra desde hace la friolera de sesenta millones de años, entonces todavía cobra más importancia su salvación. ¿No es triste hasta qué punto hemos llegado con ellos?