Frutas de temporada: cómo comerlas

Hay algunas acciones tremendamente ecológicas que no sólo no requieren gran esfuerzo, sino que además nos aportan un gran placer. Una de ellas es intentar siempre tomar las frutas de temporada, porque esto hará menos daño al planeta, además de favorecernos a nosotros.

Aunque hoy en día, con la globalización, hay frutas y verduras que nos la encontramos en cualquier momento del año, debes saber que las frutas y vegetales tienen su ciclo y que, por ello, sólo están en su mejor momento durante una temporada o estación concreta. Además, ¡estarán mucho más sabrosas si te los comes en el momento idóneo!

Hay frutas que han sido manipuladas para que duren todo el año, sobre todo aquellas que encontramos en grandes superficies, como es el ejemplo de las uvas sin semillas que vemos en el supermercado en pleno agosto. Esta manipulación ha hecho que se gastasen muchas materias primas como agua, además de pesticidas o aditivos. Además, un alimento de temporada conserva todos los nutrientes, es mejor para nuestra salud y, como hemos dicho, es mucho más fresco y delicioso. Un alimento manipulado que se vende a pesar de no ser su estación no puede ser natural.

Para ello, es una buena idea saber qué frutas están ahora de temporada (en los meses de verano: junio, julio y agosto). Te enseñamos cuáles son las mejores para comer y cómo puedes prepararlas y comerlas para un verano sano y fresquito plagado de alimentos naturales. Si tienes la oportunidad, cómpralas a un productor pequeño, intentando que sea local para que tu comportamiento sea aún más responsable y ecológico.

A la rica cereza

Como sabes, en verano la cereza recupera todo su esplendor. En esta época, son más rojas, grandes y brillantes que nunca. Se trata de una fruta dulce, jugosa, fácil de comer, bella y con un pequeño rabito. Las más dulces sólo tienen 63 kilocalorías por cada 100 gramos.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Nada más simple que ir a la nevera y servirnos unas poquitas en un bol, habiéndolas lavado bien antes con abundante agua. Puedes comerlas de postre o entre horas, preferiblemente durante las primeras horas del día.

La cereza es una verdadera súper fruta llena de propiedades. Tienen fibra y ácido fólico, embellecerán tu piel y te harán estar más fuerte.

Recuerda que, al elegirlas en la frutería, las de color más oscuro estarán más dulces, mientras las de un color bermellón más brillante suelen ser más ácidas.

Además de comerlas como postre o tentempié, puedes animarte a hacer una tarta de cerezas para tu familia o amigos.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Fresas, la reina del verano

Muchos recordaremos aquellos tazones de fresas con nata que nos alegraban las meriendas estivales. La fresa es una de las frutas del bosque más ricas y demandadas, que en verano se viste de gala para ofrecernos lo mejor de ella misma. Especialmente en España. Se dice que el verano español “empieza con la fresa” y además nuestro país es el segundo del mundo que más produce.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Las fresas puedes tomarlas con un poquito de nata montada o con azúcar. Si quieres un plato menos calórico, simplemente exprime dos naranjas y baña las fresas en un tazón con su zumo, previamente cortadas en dos o tres partes (depende del tamaño de la fresa). Es una de las meriendas más sanas y naturales.

Melón, ningún hogar sin él

Desayunar melón durante el verano es uno de los hábitos más saludables que puedes adoptar. Esta fruta sanísima, dulce y muy familiar (solemos comerla en compañía, es muy raro comernos un melón nosotros solos) es, sin duda, la fruta rey del verano. ¿Qué es mejor que una rajita fresca de melón para las tardes de calor?

Frutas de temporada: cómo comerlas

En nuestro país, el melón es la fruta que más se consume durante el verano, con mucha diferencia sobre las siguientes, incluso sobre la sangría. A los extranjeros les hace gracia que tomemos el melón envuelto en jamón serrano, pero es uno de los manjares más frescos y sabrosos (¡además de sencillo!), considerado a nivel mundial una delicatessem, que podemos poner como primer plato en verano.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Debes saber que, si bien el melón es bueno de postre, es mejor comerlo entre horas para aprovechar bien sus propiedades. Para que no resulte indigesto, tiene que estar bien maduro. Te encantará porque es muy acuoso, nos quita la sed y nos ayuda a estar muy hidratados en verano.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Para saber que estamos comprando un melón maduro, elegimos aquel que tenga la cáscara más oscura (si es muy amarilla, puede ser que aún no lo esté), presionamos su cáscara suavemente con los pulgares en sus extremos; si estos ceden, sabemos que estará bien rico. Elegiremos siempre el que más pese. Mucha gente, sólo por su aroma dulzón acercando el melón a la nariz, ya sabe si está listo para comer.

Sandía, su rojo te enamorará

Igualmente muy fresca y jugosa, con propiedades tan beneficiosas como la del melón. Son la pareja perfecta del verano, el melón y la sandía, aunque esta última es un poco menos popular por la incomodidad de tener que quitar antes o durante sus pepitas negras. Además, el melón suele gustar porque es más dulce.
Frutas de temporada: cómo comerlas

¿Por qué comer sandía? Además de porque es la temporada y está buenísima; primero, si estás en plena operación bikini, sabrás que muchas organizaciones de salud la clasifican como la fruta entre todas menos calórica. Esto la hace que esté incluida en dietas de adelgazamiento. Ademas, comiendo sandía tendremos la certeza de que siempre estaremos hidratados, fundamental para el verano. Es muy rica en vitamina Cy A y protegerá tus células. Asimismo, favorece el flujo sanguíneo y dicen que puede ser afrodisíaca, por eso a esta fruta se la llama “la viagra de los pobres”.

Como esta fruta es una de las preferidas esta época, aquí tienes varias formas de prepararla:

– En ensalada, conseguirás sorprender a tus comensales con un plato exótico, sano y perfecto para comer en días de calor.
– Sorbete de sandía. Con o sin cava.
– Mojito de sandía. Un toque dulce al mojito de siempre.
– Carpaccio con sandía. Un plato fresco que no podremos dejar de comer.
– Gazpacho de sandía. Aunque el de tomate está buenísimo, esta es otra maravillosa forma de prepararlo.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Este consejo, cuando me lo dieron, cambió para siempre mi forma de comer sandía. En lugar de cortarlo en rajas, con la dificultad que a veces nos podemos cortar, obtenemos trozos demasiado finos o gordos, acabamos deformando la fruta o se nos queda seca al cabo de unos días, te propongo cortarla en cuadrados. Primero cortamos la sandía en dos o en cuatro y después en cuadrados, muy graciosos y que nos simplificará mucho el proceso de comer sandía.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Además, hay otras formas de cortarla, como en triángulos, colocando antes unos palos de helado.

Frutas de temporada: cómo comerlas

La fruta que te rejuvenece: el melocotón

Está comprobado que el melocotón tiene propiedades curativas. Quizá por ello, o por su dulce sabor, es una de las más frutas cultivadas del mundo, aunque su origen sea chino. Igualmente, si buscamos perder unos kilos, su fibra y agua lo hacen ideal para una dieta. Igual que los plátanos, tiene mucho potasio y nos ayudará a matar el colesterol.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Podemos comerlo solo (con o sin piel, pero bien lavado) o bien en almíbar. También en forma de mermelada para desayunar o bien hacer una infusión con sus hojas para molestias de estómago y úlceras.

Albaricoque, la fruta dorada

Su forma pequeña y suave le dan aspecto de bebé, pero esta fruta lleva más de 4.000 años sobre la tierra. Al igual que el melocotón, procede de China.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Tienen tantos beneficios que se usan a menudo en las industrias cosméticas y farmacéuticas. Elígelos maduros, pero firmes. Si los quieres maduros tienes que buscarlos de un color amarillo pálido o anaranjado, no demasiado blandos, pero suaves y un poco esponjosos.

Higos, joya mediterránea

Otra de las frutas que no puede faltar en el frutero son los higos, que empiezan en junio en España con las brevas (de ahí el refrán). Tendrás que esperar hasta el final del verano para poder comer los higos más pequeños y dulces, incluso a principios del otoño, pero merecerá la pena.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Usa el higo para comerlo solo y para hacer mermeladas o pan de higo. Tienen mucho azúcar, pero también muchas vitaminas.

Peras, ricas todo el año

Es también una visión habitual en los pueblos y parques de España: una persona disfrutando de una acuosa pera y refrescándose con ella en los días cálidos. Igualmente con mucha agua y muy fresca, la pera nos hidrata, nos alimenta con una dosis perfecta de azúcar, ni demasiado dulce ni sosa, y es muy sencilla de comer a todas horas. Algunas de las zonas españolas donde se cultivan son Cataluña (por encima de las demás), seguidas de Aragón, la Rioja y Murcia. Algunas tienen denominación de origen. La calidad de la pera es muy importante.

Frutas de temporada: cómo comerlas

A pesar de que es un tentempié perfecto para adultos y niños como desayuno o a media tarde, te sorprendería saber de la cantidad de formas que podemos preparar una simple pera. La pera ha sido en muchas ocasiones ganadora de clasificaciones como la fruta más sabrosa que existe.

– Mermelada de pera, una forma dulce de empezar el día. Elige una mermelada orgánica y artesana, huye de las industriales con aditivos.
– Peras asadas. Al igual que las manzanas, las peras cuando se asan están buenísimas.
– Ensalada de pera y queso azul. La pera va genial con las ensaladas, pero además pocos imaginaríamos que combina también con un queso tan fuerte como el azul. Si además añades miel y un puñado de frutos secos, no podrás dejar de comer esta original ensalada. Si tienes una raclette en casa, prueba a fundir el queso azul por encima de la pera.
– Peras al Oporto, un rico postre (¡muy dulce!) con vino Oporto.
– Bizcocho de peras. Un postre sano y original que hará tus meriendas más suculentas que nunca.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Ciruela, la fruta morada del verano

aunque a veces su sabor semi-ácido la hace menos popular entre los niños, las ciruelas están llenas de ventajas. Hay más de 300 variedades y en los meses de primavera y verano ofrecen todo su sabor. También son archi-conocidas por sus propiedades para favorecer el tránsito intestinal, por lo que esta pequeña fruta morada es la salvadora de tantos casos de estreñimiento. Normalmente, comiendo sólo un par de ellas solucionaremos nuestro problema. Si no es así, prueba a poner tres ciruelas limpias en un tarro con agua y deja reposar unas horas. Bébete primero el agua y después cómete las ciruelas. Verás cómo funciona.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Puedes comerlas como ciruelas pasas, en una macedonia con otras frutas, hacer cookies de ciruelas o mousse de ciruelas.

Frutas de temporada: cómo comerlas

Otras frutas que también te encantarán en esta época el año son las moras, las frambuesas (podemos cogerlas nosotros mismos), el mango cultivado en España o los arándanos, sin olvidar muchos tipos de limones. El verano es el tiempo de la fruta y es la época perfecta para aprovechar todas sus propiedades y pensar en el bienestar del medio ambiente.

Frutas de temporada: cómo comerlas