Fuga de gas en el Mar del Norte
En el Mar del Norte, la plataforma Elgin extrae gas. Ahora, se ha averiado y de allí emanan sustancias peligrosas. Además de, por supuesto, gas natural, fácilmente inflamable, hay ácido sulfhídrico. La plataforma pertenece a la compañía energética francesa Total. No sabe a ciencia cierta qué gases están manando, aunque muy probablemente se trate de gas natural ácido con un condensado fluido de gas natural. Tampoco se saben las consecuencias que pueden resultar de la avería.

Se cree que el gas condensado es el que ha formado una capa de aceite sobre la superficie del agua. Los observadores hablan de unos 4,8 kilómetros cuadrados de una película oleosa alrededor de la plataforma. El gas natural ácido contiene en su mayor parte gas natural, pero también, en menor proporción, ácido sulfhídrico. En las plataformas suelen extraerse juntos hasta la superficie. El ácido sulfhídrico es muy venenoso.

Total aún no sabe cómo solucionar el problema. De momento, ha localizado el lugar donde se origina la fuga. El sitio está a 4.000 metros bajo el lecho marino, en una perforación de gas que está fuera de servicio desde hace un año. Grupos ambientalistas sospechan que la mezcla de gas contiene compuestos con azufre, tóxicos. La empresa Total lo desmiente.

Pero, además, hay otro peligro. La mezcla de gas natural ácido con el aire es altamente explosiva y arde con mucha facilidad. Cuando entra en contacto la cantidad justa de gases con el oxígeno, la mezcla se inflama. Incluso la plataforma entera podría volar por los aires. Como medida de prevención, se ha decretado una zona de exclusión de barcos de dos millas alrededor de la plataforma.

La empresa Total evacuó a todos los trabajadores tras descubrir la fuga. Shell ha hecho lo propio con las dos instalaciones que posee en los alrededores.

Para el organismo, lo más peligroso es la cercanía con el ácido sulfhídrico, que destruye los glóbulos rojos y resulta mortal, incluso en bajas concentraciones. Para el ser humano y para otros seres vivos.