Fukushima causó el mayor desastre de contaminación radiactiva marina de la historia
El accidente nuclear de Fukushima provocó la mayor contaminación radiactiva marina localizada de la historia, según datos del Instituto de Investigación de Seguridad Nuclear de Francia (IRSN). La interpretación de los resultados de la medición de cesio 137 en el agua del mar ha hecho que el IRSN haya actualizado su estimación de la cantidad total de ese elemento vertida directamente en el mar entre el pasado 21 de marzo y mediados de julio de 2011.

El desecho radiactivo analizado en el mar representa el aporte localizado más importante de radioisótopos artificiales jamás observado en el medio marino, ha señalado el IRSN en un comunicado. La gran dispersión de los radioisótopos se produjo por la localización de la central de Fukushima, que se encuentra cerca de una de las corrientes marinas más importantes del mundo y que aleja las aguas contaminadas mar adentro, hacia el océano Pacífico.

Los resultados de medición obtenidos en el agua de mar en los sedimentos costeros hacen suponer que las consecuencias del accidente en términos de radioprotección se volverán débiles para las especies pelágicas a partir del otoño de 2011. La contaminación más importante se produjo inmediatamente después del accidente, cuando se produjo el vertido de aguas contaminadas provenientes de la central dañada por el terremoto.

En las cercanías de la central se registraron concentraciones de millares de becquereles por litro para el cesio 134 y el 137. La contaminación fue disminuyendo progresivamente. A mediados de julio ya estaba por debajo de los límites de detección de cinco becquereles por litro.

Sin embargo, el organismo francés señaló que la contaminación del agua de mar puede persistir durante un tiempo debido al aporte continuo de sustancias radioactivas transportadas hacia el mar por los arrastres de las aguas de la superficie a su paso por suelos contaminados. Las recientes mediciones han demostrado que la contaminación persiste en algunas especies marinas, principalmente peces pescados en las costas de la prefectura de Fukushima. La institución recomienda, por tanto, que se sigan llevando a cabo análisis para la vigilancia de las especies marinas, especialmente, en las aguas de la costa de Fukushima.