Fukushima: radiación 18 veces más alta de lo que se creía
Siguen llegando nuevos datos desde Japón y sigue confirmándose que en lo que respecta a la radiación que se escapa de la central de Fukushima, la información no es fiable. Han sido las autoridades japonesas las que han asegurado que la radiación proveniente de la central nuclear llega a unos niveles de radiación 18 veces más elevados de lo que se creía en un principio.

La compañía que opera la planta, Tepco, ha dicho que la radiación que hay cerca de uno de los tanques accidentados es lo suficientemente alta como para matar a una personas en tan sólo cuatro horas de exposición. También han comentado que el equipo utilizado anteriormente, cuando se detectó una nueva fuga, no podía medir la radiación en su totalidad.

Ahora, lo primordial es conocer cuánto ha afectado la radiación a los trabajadores que estuvieron tratando de contener la fuga en el tanque de almacenamiento de agua. Tepco dice que la radiación cerca de la parte inferior de dicho tanque llega a los 1.800 milisieverts por hora. En Japón, los trabajadores de una central nuclear pueden exponerse a una radiación acumulada anual de 50 milisieverts. Tepco ha reconocido que los trabajadores de algunas inspecciones no habían sido realizadas correctamente ya que los empleados no llevaban medidores apropiados.

Además, ahora Tepco dice que los niveles de agua dentro de la cisterna no han cambiado, lo que significa que el aumento de radiación no proviene de una fuga. Aún no han descubierto la causa del aumento de radiación. El mes pasado, de ese mismo tanque, salieron 300 toneladas de agua radiactiva que llegaron al mar.

Se considera incidente grave

Fukushima: radiación 18 veces más alta de lo que se creía
El organismo de control nuclear de Japón ha cambiado la gravedad de la fuga desde el nivel 1 (anomalía) hasta el nivel 3 (incidente grave). El máximo de la escala es nivel 8.

Las aguas subterráneas se están mezclando con el agua que se utiliza para enfriar el combustible del interior de los reactores dañados. Esa agua es la que se filtró al mar a una velocidad de unas 300 toneladas al día. Estas últimas fugas, según los expertos, no están provocadas por el tsunami.

Tepco reconoció que una radiación de 230 milisieverts por hora se ha localizado en otro tanque (cuando el mes pasado se medían 70 milisieverts. En una tubería de conexión de otros dos tanques también se habían medido 230 milisieverts.