Ganvié, un pueblo en un lago
Venecia está levantada sobre canales, pero (siempre que no se produzca el fenómeno conocido como acqua alta) hay calles y plazas por las que ir caminando. Ganvié es un pueblo mucho más original. Está construido sobre, o quizá sería más correcto decir dentro del, lago Nokoué, a una hora del norte de la ciudad de Cotonou, la capital y la ciudad más grande de la República de Benín, en África occidental.

En Ganvié no hay calles. Toda la aldea se encuentra en medio del lago. Allí viven unas 20.000 personas. Como Venecia, es visitado por muchos turistas. Es, seguramente, el pueblo más grande construido sobre un lago de todo el mundo.

Se cree que los Tofinu se establecieron en el lago Nokoué en los siglos XVI y XVII. Construyeron el pueblo en el lago para poder escapar de la esclavitud, pues la tribu Fon los había dominado. Por razones religiosas, la tribu dominadora no podía entrar en el agua. Así, la laguna era territorio seguro, no sólo para los Tofinu, sino también para otras tribus.

Ganvié, un pueblo en un lago
Los Tofinu construyeron sus casas en el agua hace casi 500 años. Desde entonces, los habitantes de Ganvié han desarrollado una cultura compleja y próspera contando con las limitaciones que existen por vivir en un lago.

Pesca y turismo

Tanto las casas como los comercio o los restaurantes de Ganvié están construidos sobre pilares de madera varios metros sobre el nivel del agua. Ganvié tiene un mercado flotante. Allí, las mujeres de la aldea muestran sus mercancías. Hay un trozo de tierra, donde se ubica la escuela del pueblo. Ese suelo se ha traído con barcos. Se puede crear, con esa tierra importada, un cementerio.

Ganvié, un pueblo en un lago
Lógicamente, la mayor parte de la economía de la aldea se basa en la pesca y en el turismo. Se usan trampas para peces y también se crían bajo el agua utilizando jaulas hechas de bambú y redes. Algunos aldeanos han conseguido criar animales terrestres que viven en parcelas de hierba que surgen del agua. Hay un par de restaurantes donde se puede comer un delicioso pescado fresco y arroz y un par de tiendas que venden baratijas turísticas.