Geoingeniería para modificar el clima
Estados Unidos tiene proyectos secretos para modificar el clima, lo pueden utilizar para atacar a zonas enemigas: fertilizar los océanos con hierro para destruir la economía del país, bombear azufre en la estratosfera para que su población reduzca su esperanza de vida, instalar espejos gigantes para evitar los rayos del sol, crear nubes con sal marina, crear huracanes, fabricar árboles artificiales de vigilancia, etc.

Todo eso se conoce como geoingeniería, una nueva tecnología que permite actuar a gran escala sobre el clima y los fenómenos atmosféricos. De ese modo, el calentamiento global o los desastres naturales podrían controlarse a la voluntad de quien posea esa tecnología. Parece ciencia ficción, pero es una realizad.

Entonces, la geoingeniería podría servir para frenar el cambio climático, pero los científicos advierten: manipular el sistema atmosférico podría suponer consecuencias adversas e imprevisibles. Algunas de las ventajas serían recibir menos radiación, mecanismos para absorber contaminación, modificar el rumbo de los huracanes o tornados para causar menos daños, frenar las mareas o aumentar las lluvias en las zonas de sequía.

Para más información | Proyecto HAARP