Geoparques: patrimonio geológico
En poco tiempo los geoparques se han convertido en patrimonio geológico único de gran valor por su calidad científica y sus características singulares. Su atractivo ecoturístico, formando espacios protegidos de gran atractivo para los turistas especialmente los más ecológicos. Algunos de los geoparques más destacados declarados por la UNESCO son: Bosques petrificados en Lesvos (Grecia), glaciares y dolomitas en Eisenwurzen (Austria), picos de arenisca y estalagmitas en Zhangjiajie (China), volcanes en Usu y Unzen (Japón), formaciones tectónicas en el Maestrazgo (España), entre otros.

En la actualidad, están reconocidos un total de 64 geoparques (19 miembros de la UNESCO). China reúne el mayor número con 22 geoparques. Seguido de Reino Unido, con 8; Alemania e Italia, con 5; España, con 4(dos en Andalucía y dos en Aragón); Grecia y Japón, con 3; Francia y Portugal, con 4; y Australia, Austria, Brasil, Croacia, Irán, Irlanda, Malasia, Noruega, República Checa y Rumanía, con 1.

Los geoparques cuentan con numerosas ventajas ecológicas, turísticas y económicas. Un primer lugar, sus rocas, estructuras geológicas o formas del terreno reciben una mayor protección y se les garantiza una buena conservación. La zona protegida logra un reconocimiento oficial que se sirve para que se convierta en un lugar de especial atractivo mundial de cara a todos los visitantes. Permitiendo recuperar parte de sus valores patrimoniales y culturales. Además se permiten desarrollar diversas actividades económicas, empresariales, culturales y turísticas para poder ofrecer parajes únicos y diversos servicios de calidad, siempre con el máximo cuidado.

Al mismo tiempo forman parte de la Red de Geoparques, que participan en un foro de cooperación internacional, intercambian experiencias y buscan financiación para mejorar su conservación natural. Se potencia la educación medioambiental con el fin de evitar la pérdida o destrucción de sus valores geológicos.

Los geoparques en España son:
– Cabo de Gata-Níjar (Almería) es geoparque por sus peculiares sustratos de naturaleza volcánica.
– Sierras Subbéticas (Córdoba) por sus labrados sobre caliza en los que aparecen picos, riscos, tajos y multitud de expresiones kársticas.
– Sobrarbe (Huesca) ha recibido el nombramiento de geoparque gracias a su gran diversidad de terrenos y estructuras geológicas.
– Maestrazgo (Teruel) destaca por su riqueza geológica y paleontológica.