Gestión sostenible del agua en la agricultura y la ganadería
Water in Core es un proyecto que tiene como objetivo elaborar, ejecutar y difundir buenas prácticas en la gestión de los recursos hídricos de las cuencas de los ríos mediterráneos. Se enmarca dentro de la Agenda 21 desarrollada por la Unión Europea. El proyecto se centra en la identificación de las prácticas y políticas existentes en materia de gestión del agua.

Se tiene en cuenta, así mismo, las características específicas de las regiones participantes. De este modo, se trata de diseñar e implementar un proceso de participación pública en cuencas o subcuencas piloto en cada una de las regiones participantes, con el objetivo final de motivar e involucrar activamente a las comunidades locales y, en general, a las partes interesadas en el desarrollo y ejecución de la gestión del agua.

En el proyecto, de ámbito europeo, se estudian aspectos relativos al agua, como el mejor modo de afrontar la escasez de agua y la sequía, o la cantidad de agua que consume cada tipo de ganado.

En este sentido, es importante la participación de Feagas en el proyecto. La Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto aportará su experiencia en el análisis de las más de cien razas de ganado con las que habitualmente trabaja. Más del 80% de estas razas son autóctonas y muchas de ellas se encuentran en peligro de extinción. El ganado se debe criar y producir en armonía con el medio ambiente. Y el agua es un recurso básico en este proceso.

La sociedad mundial comprende cada vez mejor que el agua es esencial para cuidar otros recursos naturales, como puede ser el ganado, los cultivos o, en general, el medio ambiente. A este respecto, lo habitual es que una raza local consuma menos agua y contamine menos el medio ambiente y, por tanto, sea más sostenible, más ecológica.

El proyecto Water in Core quiere recopilar toda la información necesaria para obtener conclusiones sobre qué medidas aplicar en cada territorio.

Los países mediterráneos se puede enfrentar en los próximos años a una escasez de agua que puede traer graves problemas para el medio ambiente y para la agricultura y la ganadería. Un aprovechamiento más sostenible de los recursos significa cuidar la pesca, la agricultura y la ganadería, así como otros sectores como el turismo.