Gisele Bündchen planta un árbol para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente
La modelo Gisele Bündchen ha plantado el primero de los 50.000 nuevos árboles que se plantarán en el Green Festival Nacional con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, un evento ecológico que se celebra hoy en Río de Janeiro como inicio de la cuenta atrás de Río+20, la cumbre internacional sobre Desarrollo Sostenible que acogerá la capital brasileña a finales de mes.

Como corresponde a una celebritie superconcienciada con el medio ambiente, la brasileña Gisele Bündchen es embajadora de Buena Voluntad de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, y su modo de celebrar el Día Mundial ha sido precisamente así, plantando un ejemplar de sapucaia (Lecythis pisonis). Lo ha hecho con sus propias manos desnudas, sin guantes que valgan y con una pequeña regadera. Eso sí, sudar, lo que se dice sudar, no sudó, porque en realidad sólo colocó el plantón y lo cubrió de tierra, aunque eso no le resta mérito alguno. Todo lo contrario, consciente de la increíble atención mediática que suscita, el suyo ha sido un gesto simbólico de gran valor, y la chica sólo ha tenido que sonreír delante de las cámaras y agacharse durante unos minutos para plantar el árbol con toda su gracia y salero.

Además del numeroso público que acudió a verla, le acompañaban el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, y la ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, que ya están preparándose para la reunión internacional de la que serán anfitriones: la Conferencia de la ONU sobre Desarrollo Sostenible Río+20.

Rio+20 se celebrará del 20 al 22 de junio, 20 años después de la primera Cumbre para la Tierra celebrada en Río en 1992. Rio+20, y en ella los dirigentes mundiales y otros representantes de la sociedad (sector privado, ONGs, etc.) intentarán llegar a un acuerdo para atajar la pobreza en el mundo, asegurando la protección ambiental y luchando por una mayor equidad social.

En realidad, todos ellos son temas interrelacionados, pues un futuro sostenible, con más empleos, energía más limpia y un nivel de vida más digno para la población es el gran (¿utópico?) reto de Rio+20. Por cierto, en estos días representantes de los distintos países se encuentran en Nueva York redactando un primer documento consensuado que pueda servir de base en la Cumbre, que el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha definido como «una de las reuniones mundiales más importantes sobre desarrollo sostenible de nuestros tiempos».