Google Earth puede ayudar a conservar especies
La tecnología de Google Earth sirve para algo más que para ver nuestro pueblo a vista de pájaro o nuestra calle desde un ángulo cenital. A los científicos les puede servir para comprobar el comportamiento de algunos animales. En Australia han descubierto, gracias a la citada tecnología, el recorrido que hacen los pequeños peces para encontrar comida.

Las incursiones de los pequeños peces para alimentarse suponen alejarse de la zona donde se sienten protegidos, esto es, la zona que rodea a la Gran Barrera de Coral de Australia. Fuera de allí, en la zona sin algas, donde sólo hay agua y otros animales, los peces pequeños no tienen muchas posibilidades de sobrevivir si permanecen durante mucho tiempo. Por ello, la obtención de comida se hace todo la rápido que es posible para volver cuando antes a los arrecifes de coral, donde están a salvo.

El proceso descrito más arriba es claramente visible desde el cielo. En los círculos de arena de hasta 18 metros de diámetro los pequeños peces se sienten seguros. También algunos invertebrados. En cuanto perciben algún peligro, vuelven a toda velocidad a la protección que les ofrece el coral.

Los científicos de la Universidad de Tecnología de Sidney han publicado este estudio en la revista Scientific Reports. Su investigación se centró en la isla de Herón puede aportar datos para la mejor conservación de la fauna marina vulnerable. Aunque estos círculos de pasto se conocen desde hace años, nunca han sido fáciles de estudiar. Los anillos de arena están formados por herbívoros que pastan cerca de los corales a causa del miedo a los depredadores.

La relación entre la posibilidad de conseguir comida y de morir siendo devorados por un depredador es directamente proporcional: cuanto más lejos del arrecife, más fácil que sean comidos. Según los responsables del descubrimiento, se pueden usar las imágenes por satélite para identificar especies vulnerables sin tener que estar presentes en los corales y alrededores. Por ejemplo, si aumenta el tamaño o el número de estos círculos de pasto, puede significar que existe sobrepesca o que la contaminación está matando a algunos depredadores marinos esenciales para la conservación del ecosistema.