Grandes inventos ecológicos

Muchos creadores o inventores han querido poner su talento y sus buenas ideas al servicio de la protección del medio ambiente. Aunque afortunadamente hay muchos más, hemos seleccionado esta lista de ingeniosos eventos ecológicos que posiblemente no conocías. Ideas geniales que suponen un pequeño paso en el gran camino que el ser humano aún debe de hacer para adoptar hábitos más verdes y sostenibles.

Cubiertos comestibles

Esta opción resulta, sin duda,, mucho mejor que usar un cubierto de plástico cada vez que necesitamos comer fuera o tomar aperitivos o comidas rápidas. Un ejemplo de ello son las cucharas para el helado en tarrina. ¿Te has parado a pensar la cantidad de cucharas de plástico que una heladería de ciudad utiliza en solo una hora sirviendo helados? Es un producto de vida muy corta, que está condenado a acabar en la basura tras haber consumido un helado pequeño. Un hábito por desgracia muy frecuente que tiene serias consecuencias para el planeta.

Grandes inventos ecológicos

Según un reciente estudio, los americanos tiran en un solo año tanta cantidad de cubiertos desechables que podrían dar la vuelta al mundo 300 veces. Increíble, ¿verdad? Las cucharas comestibles (hechas, por ejemplo, de barquillo) son una alternativa a este gran problema en el que un día pensó el científico indio Narayan Peesapaty, fundador de la empresa Bakey’s Food. Los cubiertos comestibles de esta sostenible compañía se fabrican a partir de arroz, harina y agua, tienen un sabor muy agradable y tienen la gran ventaja de que puedes comértelas después de terminarte el helado. Duran 3 años y, si no te la comes, se descompondrán en sólo cuatro días. A partir de ahora, elige las heladerías que usen barquillos o cubiertos comestibles en lugar de aquellos de plástico.

Las botellas de agua biodegradables

Otro de los grandes problemas para el planeta dentro del consumo es la enorme cantidad de botellas de agua que se despilfarran en el mundo. Además, el plástico es un material muy dañino para la Tierra. Para ayudar a frenar el uso desmedido de botellas de plástico, el equipo de Skipping Rocks Lab creó botellas totalmente biodegradables que nos permitirán almacenar el agua y transportarla, conservándola fresca y en buenas condiciones y ayudándonos a decir, por fin, “no” a la contaminante botella de agua de plástico.

Grandes inventos ecológicos

Paredes para purificar el aire

Malas noticias. La contaminación de las ciudades no está sólo fuera de nuestras casas, sino que también puede colarse dentro y hacernos respirar día y noche un ambiente lleno de polución. Para purificar el aire del hogar se creó la pared vegetal de la empresa AgroSci. Está confeccionada a partir de plantas que limpian el aire contaminado y ayudan a reducir el ruido y el calor de forma natural. ¡Respira oxígeno puro en tu casa gracias a esta particular pared! Según el sistema de AgroSci, una de estas paredes con 300 plantas tiene la capacidad de limpiar el aire tanto como lo harían 60.000 plantas normales.

Grandes inventos ecológicos

La zapatilla que crece

¿Cuántos pares de zapatillas o zapatos hemos tenido a lo largo de nuestra vida? El calzado es una industria que también perjudica al medio ambiente enormemente porque en el mundo occidental se suele comprar más de lo que realmente se utiliza. Un día, durante un viaje a Kenia, el diseñador Kenton Lee vio una imagen que le inspiró para llevar a cabo este invento: una niña de cinco años calzando un zapato mucho más pequeño que su pie. A partir de ahí, se puso manos a la obra para inventar el zapato que crece: un calzado confeccionado con materiales ecológicos, ligero y fácil de transportar, que tiene la peculiaridad de poder adaptarse al pie a medida que este va creciendo. Está pensado para que dure más de cinco años y puede reemplazar a cinco tallas de zapato. Podemos adquirir uno a partir de hoy mismo y olvidarnos de comprar zapatillas durante algún tiempo. La empresa de Kenton Lee, además, ha enviado muchos de sus productos a niños del tercer mundo.

Grandes inventos ecológicos

El vaso que se convierte en árbol

Uno de los inventos más relevantes de los últimos años ha sido el vaso confeccionado a partir de semillas. Nació para sustituir al poliestireno, un material altamente nocivo que nunca se descompone; por lo que si tomas el café o portas la comida en un envase de poliestireno estarás arrojando al Planeta un compuesto que durará hasta el fin de los días de la Tierra a cambio de 20 minutos de uso. Afortunadamente, en muchos países ya se ha retirado este material como envase de la industria alimenticia.

Grandes inventos ecológicos

El vaso revolucionario que nació como alternativa al nocivo poliestireno fue creado por la empresa californiana “Reduce. Reuse. Grow” (Reduce. Reutiliza. Crece) y su particularidad es que, cuando acabes de beber tu café, no necesitas buscar una papelera nunca más, sino que puedes plantarlo bajo tierra. Al tiempo, tus desechos darán lugar al nacimiento de un árbol.

Menos proteínas animales

¿Sabías que la crianza de animales y sus procesos de alimentación contribuyen a emitir el 18% de los gases invernaderos? Es un número tan elevado que la empresa Hampton Creek se propuso intentar paliar estos efectos y desarrolló una gama de productos que sustituían las proteínas extraídas de los animales por proteínas de origen vegetal. Sus productos tienen bastante éxito porque tienen un buen sabor, son mucho más sanos y claramente más ecológicos. Uno de sus productos estrella es Just Mayo, un bote de mayonesa que reemplaza los huevos por guisantes amarillos canadienses.

Grandes inventos ecológicos