Greenpeace en la rueda de prensa del Real Madrid: ¡salvad el Ártico!
Greenpeace ha vuelto a hacerlo, se ha vuelto a colar en un evento mediático para dar a conocer sus reivindicaciones. Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma irá a la montaña. Si los medios de comunicación ignoran los problemas que sufre el medio ambiente mientras saturan con noticias sobre deporte, especialmente, del omnipresente fútbol, habrá que colarse en las ruedas de prensa (y también en las reuniones de los políticos) para avisar de que el Ártico está en peligro.

En esta ocasión, Greenpeace ha elegido uno de los equipos más mediáticos del mundo, un equipo de fútbol que siguen millones de seguidores en todo el planeta. La organización ecologista ha querido mandar un claro mensaje a todos esos millones de personas: está muy bien ser aficionado al fútbol, pero no es incompatible con defender el medio ambiente.

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, se encontraba junto a uno de los jugadores, el brasileño Pepe, cuando apareció, a su espalda, la pancarta en la que se podía leer “Salvad el Ártico, tarjeta roja a Gazprom”. Todo ello ocurría en Copenhague, Dinamarca. Precisamente fue allí donde fue detenido el entonces director de Greenpeace España y ahora presidente de Equo, Juan López de Uralde, por desplegar una pancarta en la Cumbre del Clima. Fueron encarcelados, y, después, indemnizados por el Gobierno danés.

En la acción en la rueda de prensa del Real Madrid se trataba, además, de tapar el patrocinio de la petrolera, ya que la pancarta reivindicativa se colocó sobre los logos de Gazprom (y de otros patrocinadores del torneo).

Boicot a las empresas que dañen el medio ambiente

Greenpeace en la rueda de prensa del Real Madrid: ¡salvad el Ártico!
Gazprom invierte mucho dinero para extraer petróleo en el Ártico, por lo que pone en peligro su frágil ecosistema. Greenpeace quiere que Gazprom deje de patrocinar un evento deportivo tan importante como la Champion League, según ha asegurado Jon Burgwald, responsable de la campaña del Ártico de Greenpeace en Dinamarca.

Gazprom quiere comenzar dentro de unas pocas semanas la primera extracción de petróleo en el Ártico. En la protesta de septiembre fueron detenidos en Rusia 28 activistas y dos periodistas. Finalmente, los activistas, después de dos meses de prisión preventiva, han sido liberados, aunque siguen acusados de vandalismo.