Greenpeace está volcándose de lleno para evitar la masacre de ballenas que los pesqueros japoneses quieren hacer en Japón. Desde que se levantara la ley que prohibía la caza de estos animales, se prevé que más de 1.000 ballenas estén en peligro de ser cazadas. Greenpeace ya ha tomado medidas y se ha propuesto seguir por satélite a los balleneros japoneses que han partido rumbo al Oceano Antártico.

Greenpeace intentará evitar la cacería de ballenas en Japón

La organización ecologista asegura que entre las especies que corren el peligro de ser cazadas hay dos en peligro de extinción, los rorcuales comunes y las yubartas. Cualquier internauta que quiera seguir desde la página web de www.greenpeace.com el seguimiento por satélite de la flota japonesa puede hacerlo.

Uno de sus portavoces ha dejado claro el objetivo: “La flota ballenera debe volver a puerto. Si no lo hace, Greenpeace intentará por todos los medios, a través de la acción directa no violenta, evitar la caza”.